Fernando Carabias: "Existe la posibilidad de que el reparto en la Plaza Mayor sea con vehículos más pequeños"

El concejal de Tráfico y Policía del Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Carabias. Foto: T. Navarro

El nuevo concejal de Policía y Tráfico, Fernando Carabias, asumió hace unos meses una cartera que le era ajena profesionalmente y con varias 'patatas calientes' sobre la mesa. La nueva ordenanza de terrazas, el carga y descarga, los radares, la regulación de los patinetes, las futuras restricciones al tráfico... El área de movilidad tiene numerosos frentes abiertos. Así los afronta.

 

¿Qué tal está siendo la entrada en el cargo?

Una experiencia que no conocía, agradable y, de momento, muy positiva. Estoy aprendiendo mucho y me está permitiendo conocer temas muy cercanas al ciudadano. Es otra etapa de mi vida que creo que va a resultar positiva, y espero que lo sea para los ciudadanos.

 

¿Había tocado los temas de movilidad, tráfico o policía?

Mi actividad profesional no tenía nada que ver con estas cuestiones, ese ha sido un gran reto que me ha obligado a dedicar mucho tiempo a ponerme al día en temas como seguridad vial, tráfico...

 

Tenemos datos que ratifican la eficacia y el acierto de establecer radares

 

El tema de los radares. Hace cerca de un año que se instalaron en nuevos puntos de la ciudad. ¿Tienen datos sobre cómo han funcionado?

Tenemos datos que ratifican la eficacia y el acierto de establecer radares. Me voy a referir a los últimos diez meses, último año, que tenemos datos fehacientes. Hemos podido poner los dos radares que tenemos en catorce ubicaciones de la ciudad. Lo más inmediato y satisfactorio es que hemos visto como se ha reducido la velocidad media de una manera importante. Se han reducido un 20% los accidentes en el último año, también los atropellos, aunque en los atropellos influyen otros factores.

 

 

En cuanto a los radares, hemos comprobado lo siguiente. En la avenida de La Salle se instala una nueva caja y el primer día que se coloca el radar se detectan ocho excesos de velocidad al día, pero a los tres meses son son tres, a los tres meses siguientes son menos de dos al día y en la actualidad, no llega ni a una multa por exceso de velocidad al día. ¿Dónde se sanciona más? En la Vía Helmlántica. Cuando se puso por primera vez, en febrero del año pasado, se detectaron 78 excesos de velocidad al día; en la actualidad son menos de 26 diarios. Donde menos se sanciona es en Canalejas, con una media de uno cada veinte días. En total, en estos diez meses, 3.300 sanciones.

 

¿No ha tenido incidencia en mayor dificultad de circulación?

No. Incluso los días que ha estado el puente de Santo Domingo para repararlo, gran parte del tráfico ha habido que desviarlo por Canalejas y ha habido más tráfico, pero no apreciable, dejando al margen las horas punta de salida y entrada de los colegios.

 

¿Ha previsión de instalar más unidades de radar?

Estamos muy satisfechos de donde están colocados ahora y somos conscientes de que hay avenidas donde hay más velocidad de la deseada. Nos estamos planteando dos posibles alternativas: o bien poner un radar de tramo en alguna avenida donde sabemos que existe una velocidad más alta de la deseable o bien replicar el sistema que tenemos en la actualidad. 

 

Cada vez hay más patinetes en Salamanca. Hay una instrucción de la DGT sobre su regulación, ¿cómo está su situación en la ciudad?

Desde que se ha publicado la instrucción de la DGT hemos tenido la necesidad de aplicarla. Hasta entonces nos guiábamos por la ley general de vehículos de 1998 y la ley general de circulación de 2003, y en esas leyes estos vehículos no existían. Ahora ya están contemplados como vehículos y desde ese momento nos toca aplicar las sanciones previstas para ellos, porque estaba todo en un limbo. Hay un proyecto de un real decreto que se prevé que se publique próximamente, y mientras tanto la DGT nos ha dicho que hay que aplicar de manera inmediata la instrucción en cuanto a sanciones. Deja un margen muy estrecho para regular. Estamos estudiando ya la redacción de una oredenanza transitoria para la aplicación en lo que nos deja de margen la instrucción de la DGT.

 

La Policía Local está teniendo actuaciones con los patinetes, de momento se les está advirtiendo, se les avisa

Hay muchos circulando, y muchas veces fuera de lo que marca la DGT. ¿Son un problema para la circulación en Salamanca?

La Policía Local está teniendo actuaciones con ellos, de momento se les está advirtiendo, se les avisa. Hasta el momento no podemos decir que sea un problema, pero eso no quita para que lo regulemos y seamos estrictos en el cumplimiento.

 

 

Habla usted de una ordenanza transitoria. ¿Se puede publicar una nueva ordenanza para regular todas estas cuestiones y otras como el carga y descarga?

La ordenanza de tráfico de Salamanca es de junio de 2009. Hace unos años se pensó que ya era de cambiarla y actualizarla. En el momento que se supo que la DGT iba a redactar un nuevo decreto, se ha paralizado, y de manera prudente estamos a la espera de que se publique porque va a modificar de manera sustancial el reglamento general de tráfico y de vehículos. ¿Por qué estamos esperando? Para regular todo lo que incluya la DGT y evitar estar  haciendo 'parches'.

 

Carga y descarga: "Estamos viendo modelos de éxito que en otras ciudades están funcionando para ver de qué forma podemos adecuarlo y adaptarlo a Salamanca"

 

Otra cuestión que preocupa y se tocó la pasada legislatura es la del carga y descarga en zona histórica. ¿Va a haber cambios en este sentido?

Sí. Lo que regula el carga y descarga en Salamanca es un bando de 1998, no solo en el casco histórico sino en toda la ciudad. Han pasado muchas cosas desde entonces. Estamos ya trabajando para dar una respuesta adecuada a las nuevas necesidades que han surgido con los nuevos repartos. Estamos viendo modelos de éxito que en otras ciudades están funcionando para ver de qué forma podemos adecuarlo y adaptarlo a Salamanca. No tardando mucho, nos vamos a reunir con los sectores implicados en esta cuestión, con un objetivo, optimizar los recursos y minimizar las molestias a los ciudadanos. Hasta ahora se está actuando con arreglo a esta normativa, ha habido bastantes sanciones a lo largo de cada año, siempre por incumplimiento de zonas u horarios, pero sabemos que el bando ahora mismo no recoge la realidad.

 

La nueva regulación, ¿incluye cambios en la entrada de vehículos en la Plaza Mayor, se podrá seguir repartiendo o se buscará alternativas?

Uno de los modelos de éxito que he comentado contempla una posibilidad que pudiera ser el reparto en la Plaza Mayor con vehículos más pequeños o de otro tipo.

 

Ha habido quejas porque muchas veces el tráfico de carga y descarga en calles peatonales es intenso. ¿Se puede ir a acotar mejor el horario, hacerlo más temprano para evitar coincidir con peatones?

Esa es una de las cosas que queremos estudiar, por eso nos vamos a reunir con los implicados, con los transportistas y empresas de reparto, y con la asociación de hostelería, para que busquemos un equilibrio. Muchos de los establecimientos de Salamanca no abren hasta las 10.00 de la mañana, y eso ya es una limitación, pero es algo que queremos hacer.

 

Los carriles bus están supeditados a la urbanziación que se va a hacer en Gran Vía y Mirat y alrededores

 

Carriles bus: están recogidos en Mirat y Gran Vía. ¿Eso lo vamos a ver?

Está recogido y están contemplados. Tenemos unos años por delante y los carriles bus están supeditados a la urbanziación que se va a hacer en estas calles y alrededores. Está previsto, no podemos hacerlo sin tener en cuenta la organización.

 

 

El nuevo gobierno se ha dado 100 días para aprobar la nueva normativa de zonas restringidas a vehículos contaminantes. ¿Sería muy complicado para Salamanca establecer su propia zona de bajas emisiones?

Pues yo creo que no. Primero vamos a esperar estos 100 días y cómo sale esta normativa. Salamanca, todos sabemos que disfrutamos de uno de los aires más limpios de la ciudades de España. Ya he leído el documento del Consejo de Ministros que avanza cuáles van a ser las medidas en este sentido, y creo que tenemos muchas cosas hechas. Tenemos un plan de movilidad que contempla algunas de esas medidas obligatorias, pero la satisfacción mayor es que muchas las tenemos implantadas. Tenemos calles peatonalizadas, tenemos un control de acceso de vehículos que está sin completar, esperamos terminarlo en breve; estamos instalando cargadores de vehículos eléctricos; estamos potenciando el uso del transporte público con mucho éxito; bicicletas eléctricas van a estar en breve disponibles en alquiler... Tenemos bastantes cosas a favor porque fruto de ese plan está previsto que muchas calles se peatonalicen. Está previsto hacer todo eso antes de 2023, tenemos plazo, no nos vamos a precipitar, tenemos claro que tomaremos medidas que cumplan la normativa.

 

¿Se va a generalizar el límite 30 en el centro?

Va a ser una consecuencia del plan de movilidad sostenible, de hecho, en Salamanca en todos los entornos de colegios y en todas las rotondas está limitada la velocidad a 30.

 

¿Se atreverían con un límite 20 en alguna zona?

Habría que considerarlo. Puede que muchas calles peatonales son posibles calles a 20. Hay que estudiarlo.

 

¿Cómo avanza la comisión del bus urbano?

Creo que bien. Se constituyó en octubre con participación de toda la sociedad salmantina, y se han hecho centenares de propuestas. Hemos conseguido hacer 94 propuestas diferentes, todas ellas orientadas a la mejora de la ordenación del bus urbano. Buena parte de ellas se van a poder llevar a la práctica. ¿Cuándo? Con el nuevo contrato del bus. Algunas son conocidas y son deseo de todos los ciudadanos: que todos los barrios estén conectados con el nuevo hospital, que haya paradas lo más cerca posible de centros de salud, que aumenten frecuencias y reducir esperas en determinadas líneas muy demandadas... Fruto de este análisis haremos propuestas definitivas que den pie al nuevo pliego del contrato del autobús.

 

¿Cuándo estará listo el nuevo contrato?

Seguro que va a salir en el 2020. A partir de abril ya se puede poner en marcha el proceso de adjudicación del nuevo contrato. Ya estamos trabajando en la elaboración de partes del pleigo. Es un tema complejo, y buena parte de ese contrato se basará en las propuestas de la reordenación.

 

Con las mejoras que se esperan, ¿será necesario más presupuesto en el nuevo contrato?

Todas las mejoras que se van a introducir llevan un coste adicional porque, en muchos casos, para dar satisfacción a las peticiones de los ciudadanos hay que modificar recorridos, por ejemplo, para pasar por el neuvo hospital. Estas propuestas van a exigir aumento en el prespuesto y el coste actual, por eso tenemos que estudiarlas muy bien y ver la viabilidad y eficacia, no gastar de forma innecesaria.

 

En un pasado reciente se hicieron pruebas con buses eléctricos, ¿qué se va a hacer, se incorporarán?

Ahora mismo tenemos una buena flota de autobuses ecológicos y de bajas emisiones, y en el nuevo contrato se puede incorporar algún aspecto de este tipo. Tengo constancia de experiencias no muy satisfactoria la introducción de buses eléctricos, pero sí lo ha sido en el caso de vehículos híbridos.

 

La ordenanza de terrazas está en plazo de alegaciones y parece que va a haber algunas posiciones enfrentadas...

Hay que esperar a que termine el plazo de alegaciones, una vez se reciban todas, las vamos a estudiar y vamos a ver cuáles son aquellas propuestas que se puedan llevar a la práctica. Cuando nos hemos puesto a trabajar en esta ordenanza he sido consciente de que hay dos pilares. Por una parte, el derecho y la necesidad de que haya espacio suficiente en calles y plazas para que la gente pasee con tranquilidad, eso es muy importante. Pero por otra que las terrazas forman parte de una actividad económica importantísima en Salamanca, generan buena parte del empleo. El objetivo es buscar un equilibrio, pero hay quiene pretende el blanco o el negro, y aquí hay que buscar los grises para satisfacer lo máximo posible ambos intereses, y creo que lo vamos a conseguir. Se ha redactado una ordenanza que busca recuperar para el ciudadano más espacio, se restringen espacios de terraza, pero al tiempo se mantiene lo suficiente como para que los establecimientos de hostelería sigan manteniendo rentable su negocio. Quien no quería nada, aunque haya menos, no le satisfacen sus espectativas; quien ve que pierde parte de lo que tenía, también le genera malestar. Al equipo de Gobierno le toca decidir por el bien común de todos, de los que quieren pasear y de los que quieren trabajar.

 

Comentarios

s 10/02/2020 23:34 #3
respecto a la velocidad máxima de 30 kms. hora.... ¿ se han molestado en medir la velocidad de los autobuses en la calle San Pablo ?
Salmantino 10/02/2020 10:16 #2
Pare el poco tiempo que lleva en el puesto se ve que lo ha estudiado y actúa con seriedad.
da lo mismo 09/02/2020 23:41 #1
Los camiones más grandes y pesados que entran en la plaza mayor son los autorizados por el ayuntamiento en las instalaciones de ferias varias, festojos y escenarios que el mismo organiza. Que se lo haga mirar

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: