Familias en quiebra: 84 piden el concurso de acreedores en Salamanca en la última década

Stop Desahucios

Los 'rescates' de familias cobran peso en Salamanca con 84 casos de los casi 400 concursos de acreedores registrados desde 2004. El año pasado fueron 25 y 2017 ha empezado con más particulares concursados que empresas.

Desde 2003, la ley concursal introdujo la posibilidad de que un particular pudiera declararse en concurso de acreedores. La fórmula permitía, sobre el papel, resolver situaciones de insolvencia de familias que no podían afrontar deudas como la hipoteca o las derivadas de haber avalado la compra de una vivienda o de un crédito para un negocio. Y se reforzó en 2016 con la denominada ley de segunda oportunidad permitió que los jueces puedan aprobar planes de pagos de las deudas a cinco años que dejan al deudor una cantidad suficiente al mes para poder vivir.

 

Desde que existe esa posibilidades, 84 familias salmantinas se han declarado en concurso de acreedores, aunque el primer caso no se contabilizó hasta 2008. Son una parte importante de los 398 concursos de acreedores que se han abierto desde entonces entre empresas y todo tipo de sociedades. El peor año fue precisamente el pasado, 2016, con 25 casos contabilizados. Y 2017 ha empezado con otros tres casos de particulares que piden un 'rescate', más incluso que empresas, porque en total se registraron cinco casos.

 

La cifra es elevada y está por encima de la media. Esos 84 casos de casi 400 rondan el 20% del total, cuando en España 674 de los 4.754 concursos declarados el año pasado correspondieron con personas físicas sin actividad empresarial, un 14%.