Fallece un hombre tras sufrir un infarto mientras conducía un turismo

Sotoserrano. El vehículo de la víctima impactó contra el muro de una vivienda sin que se registraran daños materiales ni en el coche ni en el domicilio
E. G.

Un hombre de unos 50 años de edad perdió ayer la vida cuando sufrió un infarto mientras se encontraba conduciendo en el municipio salmantino de Sotoserrano, según informaron el Servicio de Emergencias de Castilla yLeón y la Jefatura de Tráfico.

Los hechos sucedieron por la tarde, en la calle Castillo del citado municipio, a la altura del número 14. Al parecer, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 y vecinos de la localidad, el fallecido, cuya identidad responde a las iniciales J. A. G. B., se dirigía a su domicilio –ubicado muy próximo al lugar donde el turismo, marca Citröen C15, se empotró contra el muro de una vivienda– cuando sufrió un infarto de miocardio, motivo por el que, al parecer, perdió el control del turismo.

Tras recibir el aviso del accidente, hasta el lugar se trasladó un helicóptero del Sacyl que finalmente no tuvo que actuar ya que el hombre falleció practicamente en el acto.

Según señalaron a este periódico algunos de los vecinos del municipio, el fallecido era soltero y residió durante toda su vida en la citada localidad, donde se dedicaba a las labores del campo y, en la actualidad, estaba trabajando en la vendimia.

En el momento en que sufrió la parada cardiorespiratoria, J. A. G. B., se dirigía a su domicilio, a escasos metros de donde perdió la vida. Además, según señalaron los testigos, tanto el muro donde quedó empotrado el vehículo, como el propio turismo apenas sufrieron daños materiales ya que el conductor circulaba a poca velocidad.

La noticia de lo que en principio se pensó que era un accidente de tráfico se difundió de inmediato entre los vecinos de este pequeño municipio, que salieron a comprobar lo que había ocurrido, enterándose de que el accidente fue fruto del infarto sufrido por el conductor.

Otro hecho similar ocurrió el día 9 de mayo del pasado año. En esta ocasión, un hombre de 58 años perdió la vida cuando conducía su vehículo por la avenida Maristas, esquina con paseo Gregorio Marañón. Aunque en un principio los agentes de la Policía Local recibieron el aviso de que se trataba de un accidente de tráfico, cuando llegaron al lugar del siniestro comprobaron que el hombre sufrió un infarto mientras conducía, por lo que perdió el control del turismo, que se salió de la calzada y colisionó contra un vehículo estacionado. Por otra parte, en lo que va de año ya son 28 las personas que han perdido la vida en las carreteras de la provincia. El último accidente mortal se registró el pasado día 9 de septiembre en la carretera SA-514, a un kilómetro del municipio de Masueco. En el lugar, un motorista de 60 años de edad y de iniciales J. L. M. G. perdió la vida tras colisionar contra un camión. Falleció en el acto.