Factura de 753.000 euros para el mantenimiento y limpieza del Palacio de Congresos

Palacio de Congresos

La sociedad de turismo, que ha asumido la gestión del palacio, llicita la contratación por un año de un gran contrato para adecentar el edificio.

La decisión de asumir la gestión del Palacio de Congresos y Exposiciones por parte del Ayuntamiento de Salamanca, a través de la sociedad de turismo, va a suponer una primera factura de 753.000 euros que tendrá que asumir el patronato del mismo, formado por varias administraciones. Y es que, como ya advirtió el concejal Fernando Castaño, el edificio necesita arreglos y cuidados escatimados durante los últimos años. De hecho, lleva desde que se construyó en 1992 sin una sola reforma en profundidad.

 

La sociedad municipal de turismo ha licitado el contrato para el mantenimiento integral y limpieza del Palacio de Congresos, que necesita importantes inversiones para mejorar su aspecto. El contrato, publicado este viernes 6 de marzo en el portal del contratante de la entidad, tiene una cuantía de más de 753.000 euros con impuestos por un año, que es su duración, aunque se puede prorrogar por un máximo de otros dos años más.

 

La contratación la asume la sociedad municipal Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca, S.A.U., medio propio del Ayuntamiento de Salamanca y que se nutre casi íntegramente de aportaciones del presupuesto municipal. La sociedad centraliza toda la tramitación de este contrato, que puede estar resuelto a partir de finales de abril.

 

Esta es una de las primeras decisiones que ha tenido que tomar la sociedad municipal como timonel de la gestión del edificio que el concejal Fernando Castaño calificó hace unas semanas como "un mastodonte con artritis". Antes, la sociedad ya tuvo que reservar cerca de 600.000 euros de su presupuesto para asumir la encomienda de gestión del Palacio de Congresos.

 

Entre los planes de la sociedad, que el concejal detalló en una entrevista en TRIBUNA, están revitalizar el turismo de congresos en Salamanca, la llegada de visitantes para participar en reuniones congresuales, que genera actividad económica en sectores como la hostelería, el turismo o la cultura.