Factores que perjudican a la calidad del semen
Cyl dots mini

Factores que perjudican a la calidad del semen

La calidad del semen va disminuyendo paulatinamente con la edad, pero a un ritmo más lento que la fertilidad femenina.

En el semen español desciende progresivamente su calidad. De hecho, en los últimos diez años, el esperma de los españoles ha disminuido su calidad un 2% cada año. Además, a día de hoy, aproximadamente una de cada seis parejas españolas tiene un problema de fertilidad.

 

"Aunque las causas que provocan la esterilidad pueden ser muy variadas, en un 40 por ciento de las ocasiones los problemas de fertilidad tienen origen masculino provocando un incremento de las consultas de infertilidad por causa masculina", agrega el doctor Yosu Franco Iriarte, director de Laboratorio y Científico de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional (Madrid).

 

Así, subraya que la calidad del semen va disminuyendo paulatinamente con la edad, pero a un ritmo más lento que la fertilidad femenina: "A mayor edad, la concentración, así como la movilidad se ve afectada. Sin embargo, se está observando que en varones jóvenes o incluso en donantes en función de situaciones de estrés extremas o incluso deportes extremos esa calidad se ve afectada".

 

Con ello, el doctor Franco Iriarte señala que la calidad del semen depende principalmente de los hábitos de vida si no existe ninguna caída genética previa o se haya tenido alguna afectación testicular en la infancia. 

 

Aquí destaca que los factores que más perjudican a la calidad del semen son la contaminación y los productos tóxicos: "Estar expuesto a sustancias tóxicas por causa profesional (toxinas ambientales, plomo, pesticidas...) o ser fumador podría dañar el ADN de los espermatozoides".

 

Dice que también afecta a la calidad del semen el consumo de marihuana, reduciendo la concentración y movilidad en más de un 30%. "Si al consumo de marihuana se añaden otras drogas se ha visto en varios estudios que puede producirse una reducción de hasta un 55%", advierte el doctor.

 

Es más, mantiene que una dieta poco equilibrada o pobre en antioxidantes empeora la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides. Asimismo, indica que los ácidos grasos Omega-3 y la Vitamina D resultan imprescindibles para ayudar en el proceso de formación de los espermatozoides: "Su déficit puede provocar una disminución en la calidad espermática. La ingesta de bebidas azucaradas y con cafeína también influyen en la calidad".

 

De igual forma, el director de Laboratorio y Científico de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional mantiene que el sobrepeso y la obesidad masculina empeoran la calidad del esperma, pues se relacionan con un menor volumen de líquido seminal y con un mayor número de espermatozoides anormales.

 

"Ciertas enfermedades cromosómicas como el síndrome de Klinefelter, el síndrome XYY o el síndrome de Noonan pueden provocar azooespermia (ausencia de espermatozoides). Las alteraciones hormonales presentes en diversas enfermedades del sistema endocrino (síndrome de Kallman, déficit aislado de testosterona, hipotiroidismo...) también afectan a la fertilidad", detalla el experto.

 

Por otro lado, el doctor Franco Iriarte alerta de que haber recibido quimioterapia o radioterapia para el tratamiento del cáncer puede dañar los testículos y afectar a la capacidad para producir espermatozoides.

 

CÓMO MEJORAR LA CALIDAD DEL ESPERMA

Por eso, según insiste, se recomienda preservar la fertilidad antes de someterse a tratamiento y aporta los siguientes consejos para mejorar la baja calidad del esperma:

-Practicar ejercicio.

-La dieta mediterránea. Seguir una dieta equilibrada a base de pescado, carnes blancas como el pollo, cereales, legumbres, lácteos bajos en grasa y sobre todo la ingesta de frutas y de verduras. Las propiedades antioxidantes contienen un valor nutricional muy positivo para mejorar la calidad del semen.

-Incluir suplementos nutricionales a base de selenio, zinc, ácidos grasos omega-3 y coenzima-Q10. Estos suplementos refuerzan la concentración y la movilidad espermática y mejoran la morfología de los espermatozoides.

-Evitar el consumo de tabaco, marihuana, alcohol, cafeína y bebidas azucaradas.

 

Reducir el estrés en la medida de lo posible. En última instancia, el doctor Yosu Franco Iriarte, director de Laboratorio y Científico de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Ruber Internacional (Madrid ve fundamental recalcar la práctica de una vida saludable para evitar la fragmentación de cadena doble de los espermatozoides.

 

"Podemos encontrarnos esperma que es normal, pero con una alta fragmentación que provoca una disminución en la fertilidad, una peor calidad embrionaria, disminución de la implantación y aumento de abortos. Por este motivo cuando se consulta en una consulta de infertilidad es importante realizar un diagnóstico avanzado del semen incluyendo fragmentación de cadena doble ya que está asociado este aumento a los estilos de vida", sentencia el experto de Quirónsalud.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: