Expertos en patrimonio piden la prohibición total para circular en la Plaza Mayor y las calles Toro, Concejo y Prior

Tráfico en el interior de la Plaza Mayor. Foto: F. Oliva

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio denuncia los daños que produce el tráfico en la Plaza Mayor y varias de sus calles de acceso. La prohibición afectaría a la principal ruta de los camiones y furgonetas de carga y descarga.

La Asociación “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” ha informado a las administraciones competentes en materia de patrimonio de los daños producidos por los vehículos que acceden a la Plaza Mayor de Salamanca en los arcos de la calle Toro, calle Concejo y calle Prior en forma de rozaduras en sus piedras. Desde la asociación se lamenta profundamente que en el año 2016 la Plaza Mayor padezca este tipo de daños y se atribuye a que las normativas existentes de terrazas, de carga y descarga y, muy especialmente, el Reglamento de Uso y Utilización de la Plaza Mayor están desfasados por incompletos, surrealistas y por no anteponer la correcta gestión y la protección preventiva del monumento.

 

El origen de estas graves rozaduras en los arcos de acceso a la Plaza Mayor es el mismo por el cual se explica la nueva costumbre de derribar farolas o bancos: la fuerte presión del tráfico en el limitado recinto interior y la indiferencia con la que este hecho se ve desde los cargos de decisión del Ayuntamiento de Salamanca. No existe regulación establecida y control del tráfico (circulación y aparcamiento), del límite de acceso (tanto en número, volumen o tara), del tiempo... ni para la Plaza Mayor ni para el resto de vías públicas peatonales del centro histórico y comercial de la ciudad donde la vigilancia es ineficiente, no se garantiza la sanción y este tipo de daños irreparables quedan impunes.

 

Hace meses que TRIBUNA ha venido denunciando el descontrol en el tráfico de carga y descarga en la Plaza Mayor y el elevado número de vehículos que circulan por ella y entran y salen por las calles de acceso, muchas veces sin miramientos a los peatones. El trasiego de furgonetas y camiones por la calle Zamora, Prior o Corrillo es notable cada mañana en horario de carga y descarga, es frecuente ver coches aparcados durante horas en la plaza, muchos vehículos salen muy justos por los arcos... El PSOE arrancó al equipo de Gobierno el compromiso de poner una pareja de la Policía Local para controlar estas situaciones, pero muchos días no están.

 

La asociación atribuye el daño a las normativas existentes de terrazas, de carga y descarga y al Reglamento de Uso y Utilización de la Plaza Mayor, todos desfasados
 

A todo ello debe sumarse la excesiva ocupación del espacio por parte de las terrazas desde primera hora de la mañana, la recurrente celebración de cualquier tipo de eventos e incluso que la misma Policía Local realice sus labores a bordo de uno o dos vehículos.


Desde “Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio” aseguran que los daños son inadmisibles y que el Ayuntamiento de Salamanca debe afrontar medidas contundentes, como se ha hecho en otras ciudades históricas en las cuáles ya se ha prohibido circular bajo un acueducto o arcos de muralla, hasta que se garantice la absoluta protección del monumento.


Esta situación no sólo ocurre en la Plaza Mayor, también en la calle Gibraltar, en la calle Compañía y en la Casa de Doña María la Brava, si bien sólo se han detectado rozaduras de nueva factura en los dos primeros casos.