Excrementos de vacas y cerdos, generadores de energía rentable en Salamanca

Una explotación ganadera acogerá una proyecto experimental para convertir excrementos animales en energía

Una explotación ganadera de la comarca de Ciudad Rodrigo (Salamanca) acogerá un proyecto experimental para convertir excrementos de animales en energía para mover vehículos, para calentar instalaciones y para el funcionamiento de los dispensadores de pienso de la misma cabaña.

Una explotación ganadera de la comarca de Ciudad Rodrigo (Salamanca) acogerá un proyecto experimental para convertir excrementos de animales en energía para mover vehículos, para calentar instalaciones y para el funcionamiento de los dispensadores de pienso de la misma cabaña.

 

En concreto, el sistema recogerá los restos de los cerdos - también pueden ser de otros animales como vacas- y los tratará en una planta de biogás, con el objetivo de que este "banco de pruebas" sea viable económica y técnicamente en explotaciones no necesariamente grandes.

 

Así lo han señalado el vicerrector de Transferencia de la Universidad de Salamanca, Juan Manuel Corchado, el director del Instituto Hispano-Luso de Investigaciones Agrarias (CIALE), José Sánchez, y los directores de las empresas Iter Investigación y Quantum Servicios Energéticos - ubicadas en el Parque Científico de la USAL y responsables del proyecto-, Juan Carlos Hernández y Javier Sánchez, respectivamente.

 

Esta iniciativa, bajo el nombre de Proyecto 'Symbiosis', se enmarca dentro de la convocatoria de ayudas del Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, con un presupuesto de 1,9 millones de euros, financiados con 1,7 millones.

 

En su ejecución, a desarrollar en dos años, 'Symbiosis' contempla la creación y puesta en marcha del Centro Transfronterizo de Investigación y Transferencia del Sector Agropecuario (CTIT), con el propósito de transferir resultados de los investigadores y los laboratorios al medio rural.

 

Para ello, el proyecto hispano-luso - por eso se ubicará la granja en las proximidades a la frontera con Portugal- aúna a empresas, universidades y centros de investigación de ambos países.

 

En concreto, además del CIALE y el Parque Científico de la USAL, participan el Itacyl, la Universidad de Coimbra y los institutos Politécnicos de Coimbra y Castelo Branco e Inovcluster.