Examen al cierre de hostelería: el municipio de Salamanca que puede salir, los que no se libran y el que bordea
Cyl dots mini

Examen al cierre de hostelería: el municipio de Salamanca que puede salir, los que no se libran y el que bordea

Carbajosa de la Sagrada, uno de los tres primeros municipios que cerró interior de hostelería y locales de juego, baja del listón de los 150 casos, pero no le garantiza nada. Santa Marta y Villamayor no cumplen y la capital tiene que pasar otra semana cerrada.

Este lunes es día de examen para los cierres de interior de hostelería, la medida decretada por la Junta de Castilla y León para los municipios en los que la incidencia ha crecido por encima de lo normal tras la Semana Santa. Se presentan seis candidatos, tres que cumplen sus dos semanas de cierre y otros tres que complentan la primera, pero de ellos sólo uno tiene posibilidades de salir.

 

Los tres primeros en los que se decretó cierre cumplen este lunes las dos semanas preceptivas: se trata de Carbajosa, Santa Marta y Villamayor que entraron en esta situación el 5 de abril. Lo tienen difícil para salir de la lista, pero uno de ellos tiene alguna posibilidad. Todavía están con una incidencia elevada, con una excepción. Carbajosa, que el sábado estaba en 179, ha bajado este domingo a 137. Puede que no sea suficiente porque Sanidad exige una mejoría estable y continuada, es decir, varios días seguidos por debajo de 150 nuevos positivos por 100.000 habitantes de incidencia.

 

Santa Marta, 271, y Villamayor, 194 nuevos casos por 100.000 habitantes, han ido mejorando pero las cifras no les dan para reabrir: ambos están lejos de rebajar de manera estable el listón de los 150. Está claro que renuevan medidas, pero no por cuánto tiempo: otros 14 días o sólo una semana. Eso se verá el lunes.

 

En cuanto a los otros tres municipios bajo cierre de interior de hostelería y locales de juego, parece que tendrán que cumplir su segunda semana de medidas. Es el plazo mínimo estipulado y ninguna de las tres localidades ha mejorado. Béjar, la capital y Villares de la Reina entraron en el grupo de clausurados el lunes pasado por 14 días, y están ahora mismo en ascenso: la ciudad textil llega a 390, la capital a 209 y Villares 235.

 

Y no hay mucho más que cerrar. Alba de Tormes, Guijuelo y Ciudad Rodrigo están en muy buenas cifras y las poblaciones que tienen más incidencia se libran por el criterio de población. Así, Cabrerizos podría estar en números de cierre con sus 188 de incidencia, pero no llega a 5.000 habitantes por unos cientos: 4.200 tiene.

 

Calvarrasa de Abajo (343) o Carrascal de Barregas (406) llevan semanas con una incidencia muy elevada, pero no superan los 2.000 habitantes: en cuanto hay un ramillete de positivos, las cifras se disparan. Le pasa lo mismo a Aldeadávila de la Ribera (661), Monterrubio de Armuña (527), La Fuente de San Esteban (1.110), La Alberca (840)... todos en torno al millar de habitantes y que no cumplen criterios de población, aunque en el caso del alfoz de la capital y su entorno sólo hay que ver el mapaa para preocuparse.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: