Evacuados de Kabul a Salamanca: "Tienen sentimientos de temor por lo que le pueda pasar a los familiares que dejan atrás"
Cyl dots mini

Evacuados de Kabul a Salamanca: "Tienen sentimientos de temor por lo que le pueda pasar a los familiares que dejan atrás"

Javier González, coordinador territorial de Cepaim en Salamanca

Javier González, coordinador territorial de Cepaim en Salamanca y coordinador autonómico de Castilla y León, informa sobre la llegada de 11 refugiados de Kabul (Afganistán). 

La Fundación Cepaim trabaja sin descanso para acoger a los refugiados afganos llegados a España en los últimos días tras aterrizar en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). Lo explica Javier González, coordinador territorial de Cepaim en Salamanca y coordinador autonómico de Castilla y León, quien asegura que en nuestra capital ya se han ocupado un total de 11 plazas, seis adultos (cuatro mujeres y dos hombres) y cinco menores. 

 

 

Este trabajo se viene haciendo en la fundación desde hace ya cinco años, "está dentro del Ministerio de Seguridad Social, Inclusión e Inmigración". En la capital se cuenta con una totalidad de 36 plazas, "que con las últimas llegadas se han completado". Su objetivo es claro, "que estas personas se integren en nuestra sociedad lo más rápidamente posible poniendo el foco en cada una de ellas, cada uno tiene su proceso". 

 

Hay dos fases, "primero se le hace un acompañamiento psicológico, jurídico, intervención social en el caso de menores y su escolarización, manutención, mediación comunitaria por si hubiera algún conflicto, Sanidad... Y por otra parte, tenemos las clases de español, no sólo la lengua si no también la cultura, todo ello para que tengan acceso al mundo laboral". 

 

González asegura que llegan en situaciones dramáticas, "son personas que han tenido que abandonar su país en cuestión de horas. Llegan desorientados, en estado de shock, se encuentran aliviados pero tienen sentimientos de temor por lo que le pueda pasar a los familiares que han dejado atrás y que pueda haber algún tipo de represalia por parte del régimen talibán", explica. 

 

 

Sin duda, es un proceso largo y duro para unas personas que han tenido que salir de Afganistán en medio del conflicto. El equipo se pone 'manos a la obra', "se trabaja la ansiedad, las situaciones postraumáticas...". Comparten viviendas unifamiliares o espacios comunes, "buscamos que su vida se normalice lo antes posible y vivan como cualquier otra familia que se encuentra en Salamanca ahora mismo". 

 

Este programa tiene un máximo de duración de 18 meses, "suelen estar un año". "Trabajamos por la inclusión social, es nuestro día a día, lo que hacemos lo hacemos independientemente de su procedencia. Trabajamos sobre el foco en la persona que es lo más importante, queremos que tengan mayor dignidad". 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: