Euroliga versus Perfumerías Avenida: Una relación que se consolida con estos momentos clave

La afición que se da cita en Würzburg ha vuelto a disfrutar de la Euroliga (Foto: Teresa Sánchez)

Ocho puntos. Ni más ni menos. Eso es lo que ha separado a Perfumerías Avenida de la 'Final Four' de la Euroliga Femenina. La diferencia entre los encajados y los anotados ante Fenerbahçe en una serie de cuartos que, pese a la derrota, permite calificar por encima de bueno el paso del equipo en una edición que vivió varios momentos clave. 

Perfumerías Avenida es equipo de Euroliga. Se siente cómodo en esta competición. Le gusta al club y le entusiasma a la afición que esta temporada pese a no poder alcanzar el sueño de la 'Final Four' se ha reenganchado a las mágicas noches europeas. Han quedado triunfos para el recuerdo, alguna decepción, sobre todo fuera de casa en la que pesaron diferentes factores pero, sobre todo, la sensación de que la relación entre el equipo salmantino y la máxima competición continental es más que estable. Esta cita de 2016 ha estado marcada por muchos momentos y recordamos algunos.

 

1. UN TRIUNFO PARA EL RECUERDO FRENTE A EKATERINBURG

 

Entre el 26 de octubre y el 15 de marzo han pasado casi 5 meses en los que Avenida ha competido en la Euroliga y entre aquella fecha y la de este pasado miércoles hay una semejanza y es que el equipo salmantino se enfrentaba a 'cocos' de esta competición. De hecho el estreno fue frente al vigente campeón, equipo que llegaba a Würzburg sin su gran estrella, Diana Taurasi, pero sí con Griner, Nolan, Torrens, Meesseman o Vieru, entre otras.

 

Como gran favorito se presentaba en Würzburg frente a un Avenida que se enfrentaba a su primera gran cita de la temporada y que a la primera de cambio dio la 'campanada'. El equipo salmantino se impuso 83-72 después de un partidazo en el que Jelena Milovanovic acabó con 26 puntos y 7 rebotes. Es, junto al de Kurks en la Liga rusa, el único partido que ha perdido Ekaterinburg en toda la temporada.

 

Gil, en el partido de Euroliga ante Ekaterinburg en Würzburg intenta quitar el balón a Baric

 

Aquella victoria unida al hecho de que el equipo de Miguel Ángel Ortega tuviera que afrontar las dos primeras jornadas como local permitió que Avenida se pusiera al frente del grupo después de los dos primeros encuentros porque también se venció a Hatay tras otro duelo notable, 92-62, de nuevo con la serbia como principal arma ofensiva. 

 

2. LO QUE PUDO SER Y NO FUE EN LAS DOS PRIMERAS SALIDAS

 

Pocas cosas serán tan difíciles de explicar en esta Euroliga como qué le sucedió a Perfumerías Avenida en alguno de sus partidos como visitante. Duelos en los que el equipo se desdobló en dos bien distintos, como Jeckyll y Hyde, capaz de lo peor y de lo mejor. El problema es que fuera de casa en Euroliga no hay perdón y si los malos momentos se alargan se acaba cediendo y eso es lo que le pasó al equipo en sus dos primeros compromisos lejos de Würzburg, en Lille y en Sopron. Dos derrotas que, tal y como se produjeron, supusieron un lastre, sobre todo mental, que al equipo le costó sacudirse. 

 

El 21-0 con el que empezó el partido ante el ESBVA-LM fue un jarro de agua fría después de lo vivido en las dos primeras jornadas aunque de él intentó reponerse el equipo en ese mismo encuentro y consiguió levantar ese marcador pero el esfuerzo fue tremendo y en un final igualado se acabó cediendo, 69-68. 

 

Givens en el partido disputado en Lille

 

Quizás si hubiera sacado adelante aquel encuentro la historia habría sido diferente en Sopron pero ahí también hubo momentos de bloqueo ofensivo que pasaron factura atrás y las locales, sobre todo desde el triple, dejaron la versión visitante de Avenida tocada. De hecho hasta la visita a Polkowice, el 1 de febrero, no llegó la primera victoria fuera de casa. Quizás en aquellos dos partidos fue donde se perdió la ocasión de estar más arriba buscando otro cruce y, sobre todo, el factor cancha. 

 

3. LOS PROBLEMAS EN LA FASCIA DE SILVIA DOMÍNGUEZ

 

El equipo de Perfumerías Avenida que ha finalizado la Euroliga no se parece al conjunto que la empezó. Ha habido cambios en su juego interior, con la marcha de Vitola y Krivacevic que aportaron muy poco en las citas europeas, y la llegada de Erika De Souza, que necesitó su tiempo de adaptación física y a los sistemas hasta darle esa ganancia al rebote que sí se ha percibido en el tramo final. 

 

Silvia Domínguez, pieza fundamental que llegó a participar casi coja en alguno de los encuentros

 

También la marcha de Wheeler, irregular en sus apariciones en Euroliga pero que al menos daba un pequeño respiro a Silvia Domínguez, pesó. Y pesó, sobre todo porque llegó en un momento, mes de diciembre y principios de enero, en que la base arrastró problemas en la fascia que la llevaron a jugar literalmente coja. El 'cerebro' de Avenida estuvo tocado y eso pasó factura en encuentros importantes como el de Hatay. Con una Silvia como la del resto de la temporada, como estaba en la Copa, ¿alguien duda de que otro gallo podía haber cantado?

 

 

4. SIN FACTOR CANCHA, SE 'ATÓ' EL TERCER PUESTO

 

La igualdad fue la nota predominante del grupo de clasificación de Perfumerías Avenida que hasta la última jornada no definió sus posiciones. A excepción de Ekaterinburg ninguno tenía claro dónde podía acabar a falta de tres jornadas para el final del grupo y una vez que Nadezhda ató la segunda plaza y Avenida tuvo claro que no podría aspirar a tener el factor cancha a su favor los esfuerzos se centraron en evitar ser cuarto y, de paso, regatear al Kurks. 

 

Fueron tantas las cábalas que se llegó a pensar como mal menor en caer a la plaza de Eurocup pero el equipo no renunció a pelear y ganó primero en Polkowice y después en Sopron para llegar a fallar por poco en Bourges, 69-63, donde se peleó y se logró retener el 'average', a la postre decisivo. Lo fue porque en la última jornada Avenida en su visita a Orenburg necesitaba 'sólo' hacer lo mismo que el equipo francés. Frente a Nadezhda el equipo de Ortega fue ganando todo el partido justo hasta que supo que Bourges había perdido. Ahí, fuera por el empuje de las rusas o porque sus deberes estaban hechos, cedió 65-62. Quizás haber ganado en la pista rusa habría permitido subir nota en el balance final pero lo cierto es que lo que pasó después hace olvidar aquello. 

 

Williams, de Nadezhda, lanza a canasta ante la oposición de De Souza 

 

5. A LAS PUERTAS DE LA TERCERA 'FINAL FOUR'

 

El cruce entre Fenerbahçe y Perfumerías puede quedar en el recuerdo como el del 'por poco'. Y es que aunque había alguna esperanza era difícil esperar que el equipo salmantino estuviera tan cerca de su tercera 'Final Four' sobre todo después de saber que el equipo turco se reforzaba con Parker y además se hacia con el primer partido.

 

Ya en esos primeros 40 minutos Avenida, con Milovanovic y Givens al frente, avisó de sus intenciones que quedaron refrendadas en el segundo duelo disputado en Würzburg. Un partido para el recuerdo por el juego desplegado y por el ambiente creado. Ese 1-1 y la fe que equipo y afición fueron el aviso de lo que sería el tercer duelo, el que se fue, como dijo Ortega, por mínimos detalles pero sin un 'pero' para las azules. 

 

Quevedo saluda a la afición al finalizar el encuentro en Würzburg ante Fenerbahce

 

De ese cruce quedan además lecturas positivas para lo que viene por delante. Con Silvia Domínguez, Elonú y Givens siendo siempre garantía de regularidad, De Souza es cada vez más relevante y Milovanovic en esta versión manda en cualquier pista. A todas ellas hay que sumar la irrupción de Laura Quevedo, convertida en primera rotación exterior por mérito propio y con la que a este nivel Avenida gana en amenaza desde fuera. No se alcanzó la 'Fiinal Four' por muy poco pero probablemente tras este cruce Avenida es todavía más equipo. 

 

PARA EL ANECDOTARIO HISTÓRICO... LA ODISEA A HATAY

 

El viaje que realizó Perfumerías Avenida a la provincia turca de Hatay se convirtió en noticia no sólo en Salamanca sino a nivel nacional. No deja de ser triste que fuera por motivos extradeportivos por lo que se hablara en algún informativo nacional del único representante español en la Euroliga femenina pero así fue la realidad y se siguió con atención la suerte de las azules en su desplazamiento a una zona situada a 100 kilómetros de la ciudad siria de Alepo.

 

Un viaje que transcurrió sin ningún incidente, un partido que se jugó sin problemas y que tuvo su relevancia al final porque Avenida cayó a domicilio en otro duelo que pudo ganar, 68-64, pese a que en aquel momento varias de sus jugadoras más importantes no pasaban su mejor momento y pasó factura el bajón ofensivo que sufrió en el tercer cuarto.