Actualizado 22:57 CET Versión escritorio
Salamanca

“Et habitavit in nobis" recibe más de 2100 visitas en Alba de Tormes

El Colegio y Seminario San Jerónimo, de los Padres Reparadores de Alba de Tormes, agradece la buena acogida de la Exposición de Belenes “Et habitavit in nobis” durante el mes de diciembre y Navidad

Publicado el 15.01.2018

Más de 2100 personas pasaron por la Exposición de Belenes “Et habitavit in nobis” hasta el 7 de enero en la Iglesia de Santiago de Alba de Tormes.

 

La muestra, inaugurada el 6 de enero con las palabras del Alcalde de Alba de Tormes, que calificó la muestra como “un regalo para la Villa” de los Padres Reparadores, ha recibido una gran acogida por parte de los vecinos de Alba de Tormes, así como de los visitantes que se han acercado hasta la villa ducal y han aprovechado la oportunidad de contemplar, no sólo una singular exposición, sino también la Iglesia de Santiago, que normalmente se mantiene cerrada al público más allá de las exposiciones temporales que tienen lugar en ella.

 

Un libro de visitas lleno de muestras de cariño

El libro de visitas ha recogido las impresiones de muchos de los más de 2000 visitantes: “Gracias por esta oportunidad”, “Un buen modo de acercarse a lo que celebramos estos días”, “¡Feliz Navidad y gracias por felicitarnos la Navidad con esta exposición!”, son algunos de los cientos de mensajes que se han ido plasmando a lo largo del mes en que la muestra ha permanecido abierta. Muchos de ellos son de niños que, animados por sus padres, han recogido, con sus palabras y su vocabulario, qué les ha parecido la muestra o qué piezas de las expuestas les han gustado más. Junto al agradecimiento por la muestra, muchos mensajes recogen el agradecimiento a las encargadas de guiarla y explicar algunas de las piezas más peculiares, y manifiestan su interés en conocer el Belén monumental que habitualmente se instala en el claustro del Colegio y Seminario San Jerónimo y del que se exponía una pequeña parte en la muestra.

 

Agradecimiento por parte del Colegio y Seminario San Jerónimo

La muestra ha cerrado sus puertas. A los 2000 agradecimientos en forma de visita se une el agradecimiento de la comunidad religiosa del Colegio y Seminario San Jerónimo por la oportunidad de acercar el misterio de la Navidad a la gente de Alba y sus muchos visitantes: “Para nosotros es una oportunidad de acercarnos a la Villa. Los dos kilómetros que nos separan se convierten en nada con oportunidades como esta y nos permite devolver a Alba el cariño con el que siempre nos ha tratado y la respuesta a las iniciativas que proponemos a lo largo del año, sean educativas, pastorales o solidarias”.

 

Una exposición singular y con mensaje

La Iglesia de Santiago de Alba de Tormes, lugar habitual de exposiciones, se llenó durante todo el mes con Belenes gracias a la muestra de los belenes de la Colección del Hno. Pedro Jesús García y la Colección particular que custodia la comunidad religiosa de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Padres Reparadores o Dehonianos) del Colegio y Seminario San Jerónimo. La muestra se desarrolló gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Alba de Tormes y el Patronato de Santiago y san Marcos, de quien depende la Iglesia, sede de la exposición.

Belenes de todo el mundo y guiños “albenses” y salmantinos

Más de 200 belenes, separados en 4 capítulos, sirvieron al visitante para empaparse de lo que significa, para las diferentes culturas y épocas, el misterio de la Encarnación de Jesús. El nombre de la muestra, “…et habitavit in nobis” (“y puso su morada entre nosotros”), subrayaba precisamente ese “entre nosotros” de Dios y su vertiente cultural.

 

Los belenes, procedentes de los 5 continentes, son de materiales y formas muy diversos: los hay de piedra caliza, tallados a mano y venidos de Kenia; bronce, de diseño minimalista y contemporáneo; cristal de Murano, frágiles y delicados; o madera de la Amazonía, caña de bambú o paja.

 

No faltaron en la exposición los guiños a Alba de Tormes y a Salamanca. Una maqueta de la antigua Iglesia del Convento de San Leonardo, donde actualmente se encuentra el Colegio y Seminario San Jerónimo, acogió uno de los belenes, mientras que en otro de los espacios se podía contemplar un belén charro, un belén de barro de Alba y un belén de cerámica de Cespedosa, poniendo así la nota salmantina.

COMENTARComentarios