Este 22 de julio llega una DANA que dejará calima, tormentas y lluvias

Lluvia y viento en Sevilla durante la borrasca Elsa

El miércoles lo más destacado es el descenso generalizado de las temperaturas máximas, que supondrán un "alivio térmico", según la portavoz de la AEMET.

La semana vendrá marcada por la entrada de aire frío que se posicionará sobre la Península el martes y miércoles, dejando tormentas que refrescarán el ambiente. También destaca el descenso generalizado de temperaturas a partir del miércoles, según resume la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Beatriz Hervella.

 

La "novedad significativa" de estos próximos días es la entrada de aire frío en altura desde el Atlántico, "una pequeña DANA", que progresivamente se acercará a la Península desde el suroeste peninsular para posicionarse el martes y miércoles sobre la Península. "El aire frío siempre es germen de inestabilidad, así que ayudará a activar tormentas que refrescarán el ambiente", indica Hervella.

 

Esta "pequeña DANA" se acercará en un momento en que continúa la estabilidad generalizada. Por eso, los primeros días de la semana seguirán los avisos por temperaturas máximas altas, los cuales darán paso a avisos por tormentas, que de cara al jueves y viernes podrían ser más significativas en el tercio norte y en el cuadrante del noroeste.

 

Este martes se repetirá la tendencia del lunes, pero con la novedad de que descenderán las temperaturas en el suroeste peninsular, es decir, se reducirán los avisos por temperaturas elevadas, así como la intensidad de los mismos. Así, los de nivel naranja solo continuarán en la campiña cordobesa y en el valle del Guadalquivir en Jaén.

 

Ya por la tarde, se producirán tormentas que acompañarán a las nubes de evolución. De hecho, la posición de la mini-DANA en el suroeste peninsular puede hacer que las primeras tormentas se activen en esta zona en torno a la media mañana y no por la tarde. Las más activas se darán en la cordillera Cantábrica y en el Bierzo, en la Ibérica de Burgos, de Soria y de La Rioja y en el oeste extremeño, que podrían ser las primeras en activarse.

 

El miércoles lo más destacado es el descenso generalizado de las temperaturas máximas, que supondrán un "alivio térmico", según la portavoz de la AEMET, en aquellas zonas donde el calor ha predominado en los últimos días.

 

Y el jueves y viernes, el aire frío podría dar paso a precipitaciones significativas de carácter tormentoso en el tercio norte y en el cuadrante del noreste peninsular. Si bien, "faltan muchos días y la previsión puede ir cambiando", advierte Hervella.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: