Estafan a negocios a los que dicen que deben pagar una deuda o les cortan la luz
Cyl dots mini

Estafan a negocios a los que dicen que deben pagar una deuda o les cortan la luz

La Policia advierte que las víctimas son titulares de negocios que se encuentran abiertos al público, por lo que algunos acceden al abono del dinero exigido, entre 500 y 1000 euros, para evitar el perjuicio que podría ocasionarles el corte de luz

La Policía Nacional advierte a los ciudadanos que se han presentado denuncias en las que las víctimas refieren haber recibido llamadas telefónicas de presuntos empleados de compañías suministradoras de energía eléctrica, en las que el llamante exige el pago inmediato de una deuda contraída con la compañía o de un recibo atrasado pendiente de pago, advirtiendo de que de no efectuarse el abono en pocos minutos, procederán al corte inmediato del suministro.

 

En las denuncias recibidas, las víctimas son titulares de negocios que se encuentran abiertos al público, por lo que algunos acceden al abono del dinero exigido, entre 500 y 1000 euros, para evitar el perjuicio que podría ocasionarles el corte de luz. Además, el pago lo exigen mediante la solicitud de datos de tarjeta bancaria, declinando otras posibilidades ofrecidas, como la transferencia.

 

Consejos

 

Desconfiar de solicitudes de abono que se efectúen fuera de los procedimientos normales utilizados por las compañías energéticas. Estas utilizan otras vías, no requieren el cobro por llamada telefónica, ni amenazan con cortes de energía, ni exigen el pago con datos de tarjetas bancarias.

 

Desconfiar también si los llamantes proporcionan un número telefónico donde poder cerciorarse de la veracidad de la comunicación, puesto que será un teléfono perteneciente a otro de los autores de la estafa.

 

En caso de que existan dudas, sobre todo si el presunto empleado facilita todo tipo de datos de filiación, del negocio, incluso el número del contrato de suministro, es muy fácil contactar con el teléfono de información de  la compañía y cerciorarse de que la llamada se trata de una estafa.