Esperanza Aguirre en la 'operación Lezo': "muerta" pero jugando al golf en Salamanca

Ignacio González y Esperanza Aguirre

La afición de la expresidenta de Madrid por escaparse a Salamanca para jugar al golf anima las grabaciones de la 'operación Lezo'. Ignacio González y Eduardo Zaplana la dan por "muerta" políticamente pero no descartan que vuelva aunque Rajoy "la odia".

"Ella se va a Salamanca a jugar al golf. Se la bufa. Y llegará un momento que cuando se vayan acercando las elecciones intentará ser candidata. Si sale y gana, pues otra vez estará aquí y tendrá más servicio". Este es el análisis que hace Ignacio González de la actitud de la expresidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, y los manejos internos en un PP convulso por los casos de corrupción. Lo hace en una conversación grabada en el marco de la operación entre González y el exministro Eduardo Zaplana.

 

Es conocida la importante vinculación familiar de Aguirre con Salamanca, pero es que además tiene también importantes vínculos económicos. Mantiene un extenso patrimonio en la provincia, que incluye las fincas en Pozos de Hinojo de su marido (agricultor y grande de España) y una participación en el campo de golf de Zarapicos por valor de 24.000 euros. Este deporte es una de las grandes pasiones de la expresidenta, que ha jugado en numerosas ocasiones torneos en Salamanca.

 

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González dijo al expresidente valenciano Eduardo Zaplana que su antecesora, Esperanza Aguirre, era una "hija de puta", a la que había mandado "a tomar por culo" en los tejemanejes internos del último congreso regional del PP de Madrid, y que ella sabe que "está muerta" pero que seguía en política porque "necesita el servicio". Así consta en una conversación entre ambos grabada en el despacho de González hace unos meses, incluidas en la investigación del caso Lezo, y a la que ha tenido acceso Europa Press.

 

En un momento dado, González asegura que Aguirre es una "hija de puta". "Yo no sé si es una hija de puta, o es que ha perdido la cabeza hace tiempo, pero lo único que te trae ya son problemas. Va largando por ahí. Y por eso hace mucho tiempo que no hablo con ella", le responde Zaplana.

 

En otra conversación, Zaplana le corta la conversación preguntándose cómo puede seguir Aguirre si "hace el ridículo y la gente se la toma a coña". "Esperanza sabe que está muerta y yo se lo he dicho mil veces. Ella lo sabe, pero todo le importa un pito salvo ella. Y en este estatus que cree que es una mierda, pero ella necesita el servicio. Tiene tres secretarias para comprar las medias, atender a la tía Malu, hacerle todos los recados y las que llevan los regalos de los niños. Tiene un chófer que la lleva y la trae. Tienen 40 para de vez en cuando echarles una bronca", le responde González.

 

"Ella se va a Salamanca a jugar al golf. Se la bufa. Y llegará un momento que cuando se vayan acercando las elecciones intentará ser candidata. Si sale y gana, pues otra vez estará aquí y tendrá más servicio", prosigue. El expresidente valenciano insiste en que Aguirre "ya no tiene la buena imagen en la derecha madrileña que tenía antes". "Siempre ha estado bien rodeada, contigo, con Granados, que trabajaba; y en distintos niveles le habéis dado el trabajo hecho", añade.

 

Pero González interrumpe su argumento afirmando que la expresidenta madrileña es "más lista de que lo parece" y que tiene "un problema de jeta y comodidad. Zaplana indica que Rajoy "no la puede ni ver" y que "la odiaba", pero que apostó por ella como candidata a la alcaldía de Madrid para "follarte a ti", en referencia al exdirigente madrileño. "Sabe que quitándote de en medio se acaba ella", le espeta.

 

El expresidente madrileño asiente y se muestra "totalmente" de acuerdo con ese análisis. "Mariano volverá a ser el candidato, sí, no hace falta que la cosa mejores. Y ésta (Aguirre), si tiene la más mínima posibilidad y al otro se la suda, volverá a ser la candidata, porque a ella le resbalan ya lo que le digan. Se la suda. Lo que le importa es el servicio. Los ciento y mil pico de euros que le pagaba el tío de la Barcelona es un buen sueldo y así viajaba de vez en cuando y ya está. Y eso es Esperanza Aguirre y si le toca la lotería y es alcaldesa, revive", apostilla.