Espeluznante cogida de Padilla en Valladolid, sin consecuencias

El diestro jerezano ajustó mucho el embroque y resultó prendido en unos segundos angustiosos que sobrecogieron al personal.

El diestro jerezano Juan José Padilla ha sufrido una espeluznante cogida en su primero en Valladolid. Todo ha ocurrido en el tercio de banderillas, concretamente en el segundo par de rehiletes.

 

El jerezano ajustó mucho el embroque y resultó prendido en unos segundos angustiosos que sobrecogieron al personal.

 

Pero afortunadamente parece que todo ha quedado en un susto y el diestro ha seguido toreando, e incluso ha puesto un tercer par muy meritorio al violín. Como consecuencia de la cogida, el terno de luces ha quedado destrozado y Padilla se ha colocado unos vaqueros con los que ha continuado su entregada labor, con la que obtuvo un trofeo.


El diestro jerezano, que ha anunciado su adiós a los ruedos está temporada, se despide en está tarde en Valladolid. Por este motivo el pintor vallisoletano Miguel Ángel Soria le ha entregado un cuadro conmemorativo y el público lo ha obligado a saludar en los centros antes de si actuación.