Espectacular, solitaria y luminosa: así es Salamanca cuando cae el toque de queda
Cyl dots mini

Espectacular, solitaria y luminosa: así es Salamanca cuando cae el toque de queda

Una paseo una una Salamanca que nunca se ha visto: vestida de luces de Navidad y totalmente vacía a partir de las diez de la noche.

El encendido de la iluminación de Navidad permite conocer otra Salamanca insólita en un año en el que la ciudad ha ofrecido muchas caras desconocidas. Vacía de gente por el estado de alarma, sin bares ni fiestas patronales, confinada en sus fronteras y en toque de queda desde hace unas semanas, ahora se presenta espectacular, solitaria y luminosa cuando cae el toque de queda.

 

Desde finales de octubre, a partir de las 22.00 horas está prohibido permanecer en la calle sin motivo justificado. Y desde principios de noviembre están cerrados bares y restaurantes y grandes tiendas. La combinación de ambas restricciones deja una ciudad vacía que ya habíamos visto, pero con la diferencia de verse engalanada por las luces navideñas.

 

La iluminación festiva, estrenada el pasado viernes 13 de noviembre, tres semanas antes de lo habitual, se enciende a las 18.00 horas y permanece encendida hasta minutos después del toque de queda, cuando ya no hay prácticamente nadie por la calle. En ese corto espacio de tiempo el fotógrafo de TRIBUNA, Arai Santana, ha podido recorrer las calles del centro para este espectacular reportaje fotográfico y vídeo.

Ver album

Noticias relacionadas