España, la selección de todos