Es que algunos son más peligrosos...