Eólicos en Sayago: una inversión nunca vista para una de las comarcas más desfavorecidas de Zamora
Cyl dots mini

Eólicos en Sayago: una inversión nunca vista para una de las comarcas más desfavorecidas de Zamora

Palazuelo de Sayago

Los tres municipios de Sayago donde se instalarán los parques eólicos tienen menos de 2.000 habitantes en una comarca con una baja densidad poblacional.

La llegada de un inversor belga para crear seis parques eólicos en tres pequeños municipios de la comarca zamorana de Sayago, una de las más despobladas del país, ha sido la sorpresa de este martes no sólo en Zamora, sino también en Castilla y León. Justo ahora que la industria regional está digiriendo la marcha de Vestas en León, se anuncia esta nueva inversión que supera incluso lo que la firma danesa ha invertido en los últimos años.

 

Según los datos ofrecidos por la Diputación de Zamora, la inversión es de 350 millones de euros para desarrollar seis instalaciones para generar electricidad, repartidas en tres municipios de la comarca sayaguesa: Bermillo, Muga y Almeida de Sayago. En total suman menos de 1.800 habitantes de los más de 8.100 habitantes de la comarca, con una densidad poblacional de 5 habitantes por kilómetro cuadrado: la media nacional es de más de 90.

 

En una primera fase de construcción está prevista la creación de cerca de 200 puestos de trabajo, y en la fase posterior de operación serán entre 25 y 30 los trabajadores empleados durante los 25 años del proyecto productivo. Son cifras de oro para una comarca que sufre con dureza la pérdida de población.

 

Su comparación con las cifras de Vestas así lo confirma. En su respuesta a las críticas por los 11,5 millones de euros recibidos en ayudas para la fábrica de Villadangos del Páramo, el director global de operaciones de Vestas ha explicado la empresa ha invertido más de 230 millones de euros en España desde 1989.

 

A su vez ha generado "cientos de millones" de euros en exportaciones anuales, 4,2 GW de capacidad eólica instalada y una red de 1.000 subcontratistas en todo el país, lo que ha concretado que ha generando ingresos de hasta 682 millones de euros en 2017 y promovido "incluso la internacionalización de algunos de ellos gracias a su colaboración con Vestas". En Daimiel (Ciudad Real) está haciendo una inversión de cerca de 30 millones de euros para empezar a producir un nuevo modelo de pala para erogenerador.

Noticias relacionadas