Enusa notifica un suceso en la planta de combustible nuclear de Salamanca que obligó a evacuar al personal y parar la actividad

Fábrica de combustible nuclear de Enusa en Juzbado (Salamanca)

El incidente resultó ser una falsa alarma, no ha entrañado riesgo alguno ni para la instalación, ni para los trabajadores ni para el medio ambiente.

La fábrica de combustible nuclear de Enusa Industrias Avanzadas en Juzbado (Salamanca) ha notificado un suceso que ha supuesto una 'falsa alarma' de su Sistema de Criticidad y que no ha entrañado riesgo alguno ni para la instalación, ni para los trabajadores, ni para el medio ambiente, ha informado la empresa integrada en el grupo SEPI.

La empresa, participada en un 60% por SEPI y en el 40% restante por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) ha comunicado un suceso "notificable" al Consejo de Seguridad Nuclear y al Ministerio de Transición Ecológica y reto Demográfico producido el viernes por una falsa alarma de su Sistema de Criticidad.

A las 20.00 horas del viernes, estando la instalación operando en sus dos áreas de fabricación -cerámica y mecánica-, se produjo la activación de la alarma de evacuación del Sistema de Alarma de Criticidad en el DAM-20, que da cobertura al área de rectificado BWR.

Tal y como marcan los procedimientos de fábrica, se procedió a la evacuación del personal presente en la planta y se procedió a la parada de actividad, en cumplimiento del protocolo de seguridad.

Tras revisar el sistema y las medidas de radiación, que no reportaban ningún valor anómalo, se determinó que se trataba de una falsa alarma debida, posiblemente y según las primeras estimaciones, a una avería en la fuente de alimentación de corriente del DAM-20 que da cobertura a la zona afectada.

La compañía ha anulado provisionalmente la capacidad de alarma de este DAM-20 quedando en observación, y se ha suspendido la manipulación de material nuclear en el área de rectificado BWR, reiniciando la actividad en el resto de la fábrica.

El suceso, que no ha provocado daño alguno, no ha supuesto riesgo alguno ni para la instalación, ni para los trabajadores, ni para el público ni para el medio ambiente.