¡Enséñeme a pensar, no lo que tengo que pensar...!