'Enganchada' entre Ganemos y Fernando Rodríguez por la recogida de firmas y reparto de octavillas en la calle

El concejal de Ganemos, Gabriel de la Mora, junto a su compañera de grupo Pilar Moreno. Foto: De la Peña

El Ayuntamiento sigue denegando los permisos para recoger firmas, repartir panfletos o a predicadores a pesar de una decena de sentencias en contra del consistorio. El concejal De la Mora se plantea llevar al juzgado esta cuestión por la negativa reiterada del equipo de Gobierno.

El concejal de Ganemos Salamanca, Gabriel De la Mora, ha denunciado esta mañana los obstáculos que el Ayuntamiento pone a la libertad de expresión de los ciudadanos, en concreto, a la hora de prohibir algunas manifestaciones en la calle. Según el concejal, el consistorio deniega de manera ilegal desde hace tiempo los permisos para repartir octavillas no comerciales, para recoger firmas o para la actividad de predicadores en la calle, y lo hace a pesar de que tiene varias sentencias en contra que le obligan a cesar en su empeño de prohibir estas actividades.

 

Una nueva protesta por esta actitud ha sido el desencadenante de un agrio enfrentamiento verbal entre De la Mora y el concejal del área de Policía, Fernando Rodríguez, en la comisión informativa de este mismo miércoles. El desencuentro ha sido sonoro, según otros concejales asistentes, y se ha cerrado cuando el concejal Rodríguez ha pasado a otro punto, no sin que antes De la Mora anunciara posibles acciones legales.

 

El motivo de semejante 'enganchada' ha sido la reiterada negativa del Ayuntamiento a permitir que ciudadanos y colectivos procedan a recogida de firmas, entrega de pasquines o a predicar los preceptos de diversas religiones. El consistorio aplica la ordenanza municipal para autorizar o denegar algunas de estas peticiones, de manera arbitraria según Ganemos. "Se está vulnerando la liberta de expresión religiosa, política y sindical", ha dicho De la Mora en una rueda de prensa. En el mismo acto, ha documentado una decena de sentencias en las que diferentes instancias judiciales condenan al Ayuntamiento por haber denegado la autorización para estas actividades en algunos casos. Incluso hay informes municipales que reconocen que no se deben negar algunas autorizaciones que no se concedieron.

 

Según De la Mora, la Policía Local procede a levantar mesas informativas, petitorias o a prohibir el reparto de octavillas en la calle, y lo hace de manera discrecional, cuando prohibirlo es ilegal y hay sentencias que lo dicen. En los últimos años se han prohibido en más de 60 ocasiones, aunque también hay casos de autorización, según De la Mora, de determinados grupos como el que pide donación de comida sólo para españoles. Según el concejal, depende del criterio del jefe de la Policía y de la decisión política correspondiente. Y anuncia posibles acciones judiciales contra el Ayuntamiento si persiste en su intención de denegar unas peticiones y autorizar otras.

 

De la Mora ha descrito casos como el del PSOE, al que se retiró una mesa de petición de firmas; o el de Amnistía Internacional, que se vio obligada a desembolsar una fianza de 600 euros para que se le autorizara poner una mesa de petición de firmas. El Ayuntamiento, según De la Mora, llevó a borrar de la calle este tipo de manifestaciones, aunque ahora ya no pide la fianza.

 

El concejal ha asegurado que su objetivo es que esta situación se resuelva por completo y que ningún ciudadano tenga que pedir permiso para estas actividades, muy diferentes al reparto de octavillas de carácter comercial, actividad en la que sí están de acuerdo en aplicar la ordenanza municipal.