Enero destruye casi 1.500 puestos de trabajo y hace crecer el paro en Salamanca

El sector servicios monopoliza el aumento del paro y el final de los contratos de Navidad y rebajas reduce el número de trabajadores de alta.

Fiel a su costumbre, enero ha sido un mal mes para el mercado laboral en Salamanca. Según los datos conocidos este martes, durante el mes pasado se destruyeron casi 1.500 empleos y aumentó el paro en unas 600 personas, cifras ambas preocupantes por más que sean propias de uno de los meses más difíciles para el empleo.

 

Según los datos del Ministerio, el número de parados inscritos como demandantes de empleo en Salamanca durante enero creció en 661 personas  hasta los 22.733 en total. Es un 2,95% más que en el mes anterior, aunque el dato interanual sigue siendo favorable, pero lo es ya por poco margen: solo 800 parados menos que en el mismo mes de un año atrás, en línea con la débil rebaja del paro con que terminó 2019.

 

El protagonismo del aumento del paro es total y absoluto del sector servicios. Todos los demás rebajaron, aunque unas pocas unidades, el número de parados, pero en el sector que agrupa la hostelería y el comercio enero dejó 775 parados más por el final de las contrataciones de Navidad y rebajas. El sector servicios, el que más empleo da en Salamanca, es también el que más parados tiene: más de 16.000.

 

Más preocupante es el dato de la afiliación, que baja de manera notable. Solo entre diciembre y enero se registraron 1.466 afiliados menos, casi 1.500 trabajadores que estaban dados de alta y ya no lo están. La mejora interanual sigue en positivo, como la del paro, pero de manera débil: solo 837 trabajadores cotizando más que hace un año.

Noticias relacionadas