¿En qué puede afectar de forma seria a Salamanca un Brexit sin acuerdo?

Reino Unido suprimirá los aranceles para el 87% de sus importaciones, pero algunos productos de la UE dejarán de estar exentos y entre ellos, el jamón, que pagaría una tasa arancelaria de 10,2 euros por cada 100 kilogramos importados. 

Reino Unido suprimiría los aranceles sobre la gran mayoría de importaciones del país en caso de una retirada sin acuerdo de la Unión Europea, ya que alrededor del 87% del importe total de las compras al exterior se beneficiaría de este régimen, aunque, por contra, un 13% de estas sería objeto de tarifas y cuotas, incluyendo productos cárnicos, entre los que se encuentran el jamón y los embutidos.

 

También se verían afectados por los aranceles los textiles o automóviles fabricados en países de la UE que hasta ahora disfrutaban de las ventajas de pertenecer al mercado único.

 

El nuevo sistema, que se implementaría durante 12 meses, mientras el Gobierno británico elabora una nueva estrategia, reduciría al 82% desde el actual 100% los productos procedentes de la Unión Europea que no pagan aranceles, pero elevaría a más del 90% las importaciones libres de tasas procedentes de otros mercados, cuando en la actualidad solo se benefician de esta condición un 56%.

 

Según el Gobierno británico, que ha calificado la medida como "modesta liberalización", este régimen arancelario temporal se ha diseñado para "minimizar los costes para empresas y consumidores, así como para proteger a sectores vulnerables".

 

De este modo, el Ministerio de Comercio del Reino Unido ha señalado que aproximadamente el 13% del valor de sus importaciones seguirá sujeto a aranceles, incluyendo la imposición de gravámenes o cuotas sobre carnes de vacuno, cordero, porcino y algunos productos lácteos con el fin de apoyar a granjeros y productores que históricamente se habían beneficiado de los aranceles aplicados por la UE a estos productos.

 

Entre los alimentos afectados, según la documentación publicada por el Ministerio británico, estarían el jamón sin deshuesar, sometido al pago de una tasa arancelaria de 10,2 euros por cada 100 kilogramos importados, el atún en conserva, con un arancel del 24%, mientras que también se verán gravados el arroz, algunos tipos de queso, legumbres y mantequillas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: