En primera persona: "Siento impotencia, la única verdad es la que estamos viviendo los sanitarios"

"El valor de mi trabajo lo vería reflejado más en la responsabilidad social y no en los aplausos. ¿De qué sirve aplaudir si luego no van a cumplir las normas?". Cuatro enfermeras de Salamanca hablan de su situación actual, aunque prefieren no identificarse.

Enfermera

Esta es la historia sin matices, contada por enfermeros y enfermeras que cada día, en primera línea de batalla luchan contra la muerte y la soledad, y disfrutan de cada alta como si fuera la primera.

 

¿Cómo se vivió el comienzo? "Fue todo de un día para otro. Una mañana pasamos de tener pacientes como un día cualquiera a ingresar pacientes con Covid-19. A ningún miembro del personal sanitario le habían avisado previamente de nada hasta ese mismo día, por lo que fue un descontrol. Por lo general, cuando llegas a una planta o una especialidad nueva, aprendes todo. En ese momento, nadie sabía como afrontar la situación y la mayoría además, éramos personal nuevo. Cada vez el número crecía más y más y era horrible. Aprendíamos a trabajar sobre la marcha. Personalmente, eché de menos una mínima información preventiva", asegura una de las enfermeras del Hospital Clínico.

 

"Yo lo primero que hice fue dudar de mi misma, de saber si iba a poder con ello, era horrible todo lo que se veía. No me dijeron nada, todo lo que he aprendido ha sido gracias a mis compañeros y al equipo que hemos hecho. El hecho de que fuera sanitaria, no ha hecho que tenga más información preventiva que cualquier otro ciudadano, la formación la hemos adquirido a través de probar, improvisar y el día a día. Ahora mismo, como colectivo, porque no se concibe hablar en individual, estoy satisfecha de lo que hemos y estamos haciendo. Hemos puesto todo de nuestra parte", continúa una de sus compañeras.

 

¿Os sentís protegidos? "La verdad es que no. No había información básica. A los cuatro días de empezar a trabajar me enteré de que las lentillas no se podían llevar, que no podíamos tener nada en el pelo, nada de maquillaje, ni cremas, ni pintauñas...Y no solo eso, sino como pasar de unas habitaciones a otras o como quitarte los guantes. Es verdad que en Salamanca hemos estado bastante bien en comparación con otras ciudades. Hemos tenido guantes y en cuanto a mascarillas no nos han faltado, porque las usábamos más del tiempo permitido. Las cosas se han hecho a medias, no teníamos protección para todas, de las dos que entrábamos solo se protegía una dentro de las habitaciones", explican.

 

"No me valen las cifras de contagios y de muertos, cuando yo sé que esas cifras no son ciertas"

 

Unanimidad en cuanto a la información. No son capaces de ver las noticias. "Nos pasamos muchas horas del día hablando y tratando el virus. Además, muchas de las noticias que hay no son verídicas, lo verídico es lo que estoy viviendo todos los días en la planta. No me valen las cifras de contagios y de muertos, cuando yo sé que esas cifras no son ciertas, porque no se están haciendo test ni a la población, ni a los sanitarios", advierte la primera.

 

"El único contacto que tienen los pacientes es el de una persona que no conocen, que cambia cada 8 horas y que les toca con cuatro guantes encima"

 

"Yo tampoco veo las noticias, por nuestra salud mental necesitamos desconectar. He tenido pesadillas, estoy intraquila cada vez que voy a dormir...Además, genera impotencia ver noticias positivas cuando pierdes gente todos los días a tu lado, están solos...Cada vez que veo a un paciente solo, pienso en su familia y trato de en ese momento de formar parte de ella.  El único contacto que tienen es una persona que no conocen, que cambia cada 8 horas y que les toca con cuatro guantes encima", continúa.

 

Se manejan datos que invitan a ser positivos. "Creo que todavía es pronto para alegrarnos y tener esperanza. Es duro, pero es la realidad. A Salamanca todavía no han llegado test, hay cifras bajas porque hay pocos test. De hecho, nos estamos preparando para un nuevo brote, porque aunque las plantas ahora no estén tan congestionadas como al principio, sigue siendo mucho trabajo y muy duro",  señala una de las integrantes de la plantilla del Clínico.

 

"Personalmente", continúa su compañera, "creo que el valor de mi trabajo lo vería reflejado en la responsabildiad social y no en los aplausos. No soy un héroe, estoy haciendo mi trabajo, pero haz tú el tuyo que es muy fácil. Solo hay que seguir una serie de recomendaciones. Así es como realmente se valora nuestro trabajo. Creo que estamos viendo lo bueno y lo malo de la sociedad, pero lo malo conlleva unas consecuencias horribles. Tenemos que estar todos a una, no ser egoistas, no podemos centrarnos en nosotros mismos. Hay que pensar globalmente y no estamos acostumbrados. Nadie es más que nadie".

 

Y la historia no ha acabado, no han dicho la última palabra y sobre esta historia hay una segunda parte. Continuará...

 

Comentarios

Isabelita 27/04/2020 19:34 #7
Como se te ve el plumero.... antes de hablar infórmate de cómo ha tomado el control. O más bien el descontrol el gobierno
Isabel 27/04/2020 14:39 #6
Nuestro Gobierno sí... el de todos. El de galicia con muy pocos casos, el de Castilla- La Mancha, a quien nosotros hemos superado en casos y fallecidos. Es más el mismo Gobierno que ha hecho que nuestra Provincia sea la más castigada en fallecimientos y contagios de todo Castilla y León. Pero eso sí, EL GOBIERNO
ahi lo dejo,volverá 27/04/2020 14:22 #5
¿y antes del corona -con las brutales listas de espera (aun en"espera" miles tambien faltaba material y estabais exhaustos de trabajo?
Ana 27/04/2020 14:07 #4
El Gobierno no tomó medidas a tiempo y no informó adecuadamente a los sanitarios. Los sanitarios lo están haciendo muy bien dadas las circunstancias y los materiales con que los ha provisto, es decir, insuficientes. Esto no ha pasado en otros países.
Manuel 27/04/2020 10:07 #3
Del artículo se desprende un desconocimiento de los protocolos de seguridad, donde están los servios de seguridad de los hospitales... seguro que tienen un montón de papeles que avalan la formación pero son esos papeles. Se deberían replantear tantas acreditaciones que no sirven para nada.
Usuario 27/04/2020 08:06 #2
Han faltado profesionales altamente cualificados y entrenados para una situación como esta. El anonimato en un artículo, demuestra poca valentía. Enhorabuena a quienes han dado la cara por la Sanidad poniendo su nombre y apellidos
Médico de Familia 27/04/2020 07:59 #1
Todo ha sido ciertamente complicado y horrible. Pero...¿sólo nos vamos a quedar en eso? Se necesita mayor formación de los sanitarios CONOCIMIENTOS DE LOS PROTOCOLOS, de todos. También NO RECORTAR, los recursos no "deberían llegar", "deberían estar". Y también RESPONSABILIDAD, tampoco lo hemos hecho todo bien. PREVENCIÓN!!!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: