"En otras no, pero en esta mesa hay muchos intereses personales creados..."

La mesa de vacuno de vida registró una polémica más a su larga lista (Foto: Chema Díez)

El presidente de la mesa de vacuno de vida, Eloy García, recriminó a los vocales que intenten beneficiarse de las decisiones de la mesa, "cuando él hace lo mismo", según asistentes a la Lonja Provincial.

La mesa de vacuno de vida no cambia; el desajuste de los precios, los 'bandazos' en los precios y los intereses personales siguen a la orden del día en una nueva jornada de la Lonja Provincial, con el presidente de la misma, Eloy García, en el medio.

 

"En otras mesas no, pero en ésta veo mucho intereses personales que no deben estar aquí". esta frase, pronunciada por el propio García, generó muchas risas y murmullos entre los asistentes a la Lonja y los propios miembros de las mesas, en referencia a la actitud del presidente que también cuenta con intereses creados puesto que está inmerso de lleno en este sector como profesional y esto se lo han recriminado muchos de los profesionales que cada lunes se dan cita en el recinto.

 

Además, también surgió otra polémica en torno a la fijación de precios de los animales, por el hecho de cotizarlos pensando solo en el mercado o haciéndolo también con el campo, como así debe ser. Los ganaderos reclamaron a los tratantes que cuando el mercado está peor "piden muy rápido bajada y ahora que está bien, dicen que hay que esperar dos o otres semanas. Esto es una broma", apuntó Ricardo Escribano, vocal de la mesa.

 

Así, los tratantes reconocieron que el mercado había estado "muy bien" y por ello demandaron una subida de 0,03 euros por los 0,06 euros de los ganaderos para una decisión final de 0,03 euros de subida, pero con la promesa, una semana más, de dejar de dar bandazos como se anunció hace varios meses pero no se ha conseguido. Esta mesa  tiene mucho trabajo por delante.

 

La cara de esta situación es para la carne, que continúa con esa estabilidad y la calma de siempre y por ello la mesa abogó por una repetición de los precios como ocurre desde hace varias semanas.

 

El cereal se abona al '-1' en esta jornada

 

Por su parte, la mesa de cereales se abonó en esta jornada al '-1', con una bajada de todos los cultivos de un euro por tonelada pese a la petición de repetición de los agricultores y de bajada de entre dos y tres euros de los compradores. De este modo, el trigo panificable cotiza a 258 euros; el trigo pienso a 256; la cebada a 243 euros; la avena y el centeno a 236 euros; y el maíz a 241 euros por tonelada. Lentejas y garbanzos y paja repitieron su precio.

 

Por otro lado, la mesa de ovino encontró con un mayor acercamiento entre ganaderos y compradores por la petición de subida de ambos, no así en la cantidad, que siempre genera discusión entre las partes. Por ello, los ganaderos  solicitaron entre 0,25 y 0,30 euros por kilo para los lechazos, por los 0,15 de los compradores para una decisión final de 0,20 euros.

 

Los corderos, por contra, bajaron su precio entre 0,10 y 0,15 euros por su mayor pesadez dentro de los mercados.

 

"La cotización de la bellota no tiene credibilidad en esta mesa"

 

Por último, la mesa de porcino discutió el valor de la bellota en la actualidad; de este modo, un ganadero, Rogelio Martín, hizo hincapié en que la "cotización de la bellota no tiene credibilidad en la mesa porque se hacen operaciones por encima y hemos cometido muchos errores aunque ahora ya es tarde", dijo.

 

En esta ocasión, los cerdos de bellota y recebo aumentaron su valor 0,02 euros por kilo pese a la petición de repetición de los industriales y de subida de 0,03 euros de los ganaderos. los cochinos de pienso también subieron 0,02 euros en intensivo y 0,01 euros en extensivo, con 0,20 euros más para lechones y marranos y 20 euros para las cerdas.

 

También se llevó a la mesa la situación de los industriales, "que no ganamos dinero", hecho que generó también polémica en la mesa cuando Isidoro Blázquez dijo que los ganaderos "ahora se frotan las manos". La contestación de los aludidos se centró en que cuando los cochinos "valñian por debajo del euro y el cereal estaba dispaprado, ¿quién se compadecía de nosotros?".

 

En el blanco, las exportaciones tiran hacia arriba de las tres categorías de cerdo (selecto, normal y graso) con una subida de 0,02 euros y una repetición de las cerdas.