En la punta de la agonía: La sequía y el ácaro de la varroa noquean al apicultor

(Fotos: Tamara Navarro)

Santiago Canete, presidente de la Cooperativa Reina kilama, asegura que la producción a fecha de agosto de miel y polen es "cero". 

El sector apícola es una de las primeras víctimas del cambio climático. La sequía ha afectado al campo salmantino y especialmente a sectores como el de la apicultura. Según Santiago Canete, presidente de la Cooperativa Reina Kilama de San Miguel de Valero (Salamanca), "la falta de agua en el campo ha provocado que la campaña de mieles de primavera sea la peor de los últimos veinte años. La producción de miel temprana de primavera, es cero". 

 

"No tenemos ni un bidón de mieles claras o de primavera en los almacenes". Canete lamenta un 'efecto dominó' de sur a norte que "ha impedido a las abejas trabajar...". Esperan que las mieles de verano, de encina y roble, que comenzarán a recogerse entre los meses de septiembre y octubre se "den mejor".

 

Por su parte, la producción de polen "ha sido buena", hacía años que no se producían tantos kilos. El problema, es que hay una "paralización total" del mercado debido a que es un producto que ha escaseado en los últimos años, aunque teme, "nos va a costar salir del bache". 

 

LOS PRECIOS

 

El mercado está parado. "No hemos empezado a ofertar pero tampoco tenemos demanda del mercado europeo que lo solicite". La miel no llega a dos euros, 1,80 euros. "Vamos a pasar un par de años apretados", lamenta. 

 

LA VARROA 

 

Pero la sequía no es la única de sus preocupaciones. Tal y como ha expuesto Santiago Canete, a las complicaciones climatológicas, se le une la lacra de la varroa, que vienen sufriendo desde mitad de los años 80. Este ácaro ataca las colmenas durante todo el año y las mantiene con las defensas bajas, una situación que muchas no pueden soportar...

 

La varroasis no se puede erradicar al 100 por cien. A pesar de que los apicultores limpian sus colmenas con tratamientos, la varroa afecta a los enjambres silvestres y el ácaro aprovecha para transportarse de una a abeja a otra, por lo que su reinserción es continua. "Está inmunizada, hay una carga grandísima en los colmenares".  Los apicultores deben unirse "y dejar de hacer su guerra particular". Hay que manifestarse "todos juntos; Asaja, COAG...". 

 

 

El sector apícola español es uno de los principales de la Unión Europea, aunque se ve afectado, como en el resto de países productores, por la política comunitaria de importaciones de mieles de países terceros de cuestionable calidad, sobre todo de China; por la falta de un etiquetado adecuado que diferencie al producto comunitario y de cada país del de países terceros, satisfaciendo al productor e informando correctamente al consumidor, así como por la posible incidencia del uso de ciertos fitosanitarios (neonicotinoides) en agricultura y por las diversas enfermedades de la cabaña, que estarían afectando a la evolución de dicha actividad.

 

A todas estas preocupaciones se suma la incertidumbre de lo que ocurrirá con el acuerdo de la Unión Europea con los países de Mercosur. "Hacen acuerdos de ricos a costa de los pobres y ése es nuestro caso". Tiene naciones como Argentina o Brasil que son los países que "más daño están haciendo a la Unión Europea". La campaña pasada uno de los países que más bajó el precio de la producción fue Argentina junto con Ucrania. 

 

Otra de las reivindicaciones de la apicultura, "es la de mejorar el etiquetado de la miel aclarando el origen del producto y evitando así confusiones entre los consumidores". 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: