En estudio el cambio de pavimento de la Plaza Mayor sin tocar el tráfico del carga y descarga

Vallado que protege los trabajos en las losas de la Plaza Mayor.

El Ayuntamiento inicia los estudios para cambiar las losas de la Plaza Mayor sin que el tráfico y los eventos han deteriorado el pavimento de la plaza. El constante paso de furgonetas y la presión de las actividades volverá a deteriorar su superficie.

El Ayuntamiento de Salamanca ha iniciado los estudios que pueden desembocar en el proyecto para cambiar el pavimento de la Plaza Mayor. De momento ha empezado por una pequeña parcela en el centro de la plaza, que permanece vallada, y donde se han recolocado varias losas. Sin embargo, también tendrá que analizar por qué el suelo de un lugar emblemático está en el deplorable estado que presenta y cuáles son las causas de su deterioro. Con decenas de actos y más de un centenar de furgonestas y camiones circulando cada día sobre sus losas, cualquier inversión se antoja un despilfarro.

 

A pesar de ello, el equipo de Gobierno se ha puesto manos a la obra con los primeros estudios que deben determinar qué necesita el monumento y cómo se puede hacer, siempre bajo la tutela de las autoridades de patrimonio. Son evidentes por la presencia de una zona vallada a la vista para todos los que pasen por la plaza. A pesar de ello, el departamento de prensa del Ayuntamiento no ha respondido a la consulta que TRIBUNA le hizo a mediodía del martes sobre la naturaleza de las actuaciones ocultas tras el vallado.

 

Si la actuación es satisfactoria, no sería de extrañar una importante inversión en el pavimento de la Plaza Mayor a pesar de que hace sólo unos meses que fue levantado en parte para hacer trabajos de renovación de redes de agua y cableado eléctrico.

 

En este análisis entra en juego el abuso que se hace de la normativa que permite el acceso y circulación de vehículos en su interior y la presión sobre la conservación que se produce con el amplio programa de actividades y el constante montar y desmontar de bancos y farolas para instalar casetas y escenarios de todo tipo. La importante inversión que supondría cambiar o arreglar todo el enlosado de la Plaza Mayor' sería un despilfarro si, al día siguiente, la plaza tiene que sufrir el paso de decenas de camiones, como ocurre en la actualidad.