En el juego de las sillas, el que se fue a Sevilla...