En el derbi del Helmántico la risa fue por barrios y casi toda la pimienta estuvo en la grada con afición y algún jugador
Cyl dots mini

En el derbi del Helmántico la risa fue por barrios y casi toda la pimienta estuvo en la grada con afición y algún jugador

El partido fuera y dentro del campo. Unionistas y el Salamanca CF no solo se vieron las caras en el terreno de juego, sino también en las gradas y esto es todo lo que ocurrió. 

Al margen de lo que ocurría sobre el terreno de juego, en el Helmántico y fuera de este se vivía otro encuentro, el de una ciudad dividida, el de dos aficiones apasionadas por sus respectivos equipos. La afición del Salamanca CF jugaba en casa, aunque también tuvo que pagar entreda, por otro lado, la afición de Unionistas esta vez no renunció a visitar campo ajeno y, ante las pocas ocasiones que se ofrecen este año, siempre busca el momento para hacer jugar a su equipo en casa. ¿Qué pasó al margen del césped? Tribuna de Salamanca tuvo ojos en todos los detalles: 

 

Antes de comenzar el partido y durante toda la semana muchos de lo ojos se posaban en Javi Navas, jugador que ha vestido la camiseta de ambos conjuntos en la misma temporada. Sin embargo y con la intención de avivar más los ánimos de una afición que de por sí no lo necesitaba, levantó los brazos, precisamente elevando de su asiento a la zona de Preferencia, pidiendo su respaldo y aplausos cuando todavía el colegiado no había puesto en funcionamiento su silbato. 

 

Otra de las curiosidades del partido se vio en la zona habilitada para los jugadores del Salamanca CF. Kristián Álvarez enérgico dentro y fuera del campo, actuaba como un aficionado y entrenador más. Sin poder tener 'el culo pegado a la silla', cuestionaba cualquier decisión arbitral, además de animar a los suyos. El jugador, que tras la llegada de Sergio Ayala e Iván Casado, ha quedado relegado a un segundo plano, sigue manteniendo su esencia fuera del terreno de juego. 

 

 

Llegó el minuto 23 y en el Hemántico sono en voz de los aficionados de Unionistas el himno de la desaparecida Unión Deportiva Salamanca que sin faltar a la cita siempre cantan los de Unionistas desde su nacimiento. Dos momentos diferentes que evidencian dos pensamientos distintos. El Salamanca CF UDS ya lo había entonado al inicio del encuentro cuando sus jugadores salían del túnel de vestuarios. Eso sí, a los gritos de 'Unión solo hubo una' los otros contestaban 'Unión somos nosotros'. 

 

Minutos después llegó el gol de Unionistas. Tanto que vieron todos aquellos que pudieron pagar la entrada o la conexión a televisión, pero la celebración no solo se llevó a cabo sobre el terreno de juego. La misma piña formada en el césped se creó en la zona de la grada, que actuaba como banquillo, para el conjunto de Unionistas. Un gol de unión, que suponía el trabajo en equipo de toda la temporada. 

 

El rifi rafe entre Candelas y Diego Hernández. Una posible falta del jugador del Salamanca CF sobre el delantero de Unionistas dejó tendido a este último sobre el terreno de juego durante un buen rato, algo que desesperó, no solo a la afición del Helmántico, sino al propio jugador, que no solo dedicó una palabras al línea, por lo que vio la tarjeta amarilla, sino que también, se dirigió en varias ocasiones al delantero de Unionistas, que tampoco se quedó callado y regaló sendas 'palabras de cariño' a su rival. También se las tuvo con algún aficionado cuando, ya sustituído, se encontraba en la grada y no faltaron también esas mismas palabras que se censurarían en horario infantil hacia él cuando abandonaba el estadio Helmántico. 

 

 

También hubo tensión en las gradas, concretamente en la zona de Preferencia la Guardia Civil tuvo que acudir en dos ocasiones, la primera para retirar de dicha zona a un aficionado de Unionistas que llevaba la camiseta de su equipo. Este se desplazó al sitio habilitado para la afición del conjunto visitante y en un segundo momento para desalojar a dos aficionados, aparentemente del Salamanca CF, que no cumplían las normas de distancia de seguridad impuestas para prevenir posibles contagios. 

 

Además, otro de los momentos más calientes se vivió en el segundo gol del Salamanca CF, celebrado casi como el que da un título en la mayor de las finales en el último minuto de la prórroga. Por un lado, Kristián Álvarez se olvidó de los suyos y se fue a celebrarlo con los aficionados de Unionistas. En el banquillo el Puma Chávez emergía como el líder de la afición y Ruly se fue corriendo junto a su afición para animar a los suyos. Y es que para unos era una de las mayores alegrías de una temporada con demasiados reveses y para otros un trago de hiel cuando se relamían con la miel. Para unos y para otros,aunque seguro que hoy unos duermen mejor que otros, más batallas por delante porque ni unos ni otros han cumplido aun con los objetivos que tienen a estas alturas.

 

El 'lolismo' ha llegado al estadio Helmántico. Desde la llegada de Lolo Escobar se ha visto otro Salamanca CF UDS, en resultados pero sobre todo en sensaciones y en conexión con la grada. El técnico ha caído en gracia entre la afición que ve en él a una persona que ha devuelto entidad al equipo y por eso, y por el 'subidón' propio de como se produjo la victoria fue uno de los que recibió una gran despedida al abandonar el campo. Al grito de 'Lolo, lolo' y con gestos de reverencia, la afición le agradeció su trabajo. 

 

Lo dicho, mucho corazón, menos juego pero al fin y al cabo así es el fútbol.

Un aficionado del Salamanca CF en la grada (Foto: Arai Santana)=
Ver album

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: