Empleo público, biomasa y aprovechamiento forestal para salvar la despoblación del medio rural

El PSOE presenta innovadores proyectos en San Martín del Castañar y Robleda para fijar población a través de la creación de una red de calor y de la contratación directa para la gestión pública del monte

Fijar población en el medio rural, cuidar el medio ambiente y luchar contra la despoblación son los objetivos de los proyectos puestos en marcha en municipios como San Martín del Castañar y Robleda con los que el PSOE quiere demostrar que se puede "trabajar en positivo contra la despoblación", según explicó el secretario de área socialista, Fernando Rubio. 

 

En este sentido, los socialistas han destacado que estos proyecto son propuestas "eficaces y reales" que demuestran el compromiso con el medio rural y con el medio ambiente. De esta forma, ambas propuestas se centran en la gestión pública de los montes, el aprovechamiento de la biomasa y la inversión y empleo público para fijar la población en los municipios. Así, según explicó el alcalde de Robleda, José Luis Varas, la localidad ha apostado por la gestión pública del monte y el aprovechamiento de los recursos forestales. Para ello, el Ayuntamiento invierte cada año alrededor de la mitad de su presupuesto, unos 350.000 euros, para contratar a quince personas para retirar el exceso de biomasa del monte, que después se vende. Una iniciativa con la que se consigue generara empleo y conservar el medio ambiente, ya que, según sus palabras, "este exceso de biomasa hará que los incendios forestales sean incontrolables". Una importante inversión a la que se suman otras medidas como la adquisición de maquinaria de desbroce, con lo que se consigue mano de obra especializada y la concesión de ayudas a la natalidad a las familias del municipio.

 

Por su parte, San Martín del Castañar ha comenzado a dar los primeros pasos de un innovador proyecto con el que pretende crear una red de calor en el municipio a la que se adherirán noventa viviendas y los edificios municipales. De esta forma,el proyecto pretende utillizar la biomasa del monte de la localidad para llevar el agua caliente sanitaria y la calefacción a los inmuebles que participan en el proyecto. Una propuesta para la que se invertirá alrededor de un millón de euros y que ya está redactada para que pueda estar en marcha entre 2019 y 2020. "Con este proyecto tendremos una buena ordenación de los montes, con lo que se previenen los incendios, generamos empleo y conseguiremos dejar de usar otros combustibles como gas o gasóleo, con lo que reducimos en un 40% las emisiones de CO2 y la factura del coste actual de los combustibles en el servicio de calefacción", explicó el alcalde de la localidad, Alfonso Buenaventura.

 

Y es que para el PSOE los datos de la despoblación en Castilla y León y Salamanca son "preocupantes", ya que "en la última década la provincia ha perdido más del 10% de su población y ya mueren el doble de personas de las que nacen", afirmó Fernando Rubio. Por ello, piden que se establezcan políticas para fijar población. "El PP mira el coste de cada servicio por habitante y no mira cuánto cuesta la despoblación a medio plazo", explicó Rubio. No obstante, se mostraron satisfechos por el anuncio de mantener las escuelas rurales con tres alumnos, algo que consideran muy beneficioso para los municipios.