Elecciones municipales y autonómicas: las claves de la campaña de la alternancia en Salamanca
Cyl dots mini

Elecciones municipales y autonómicas: las claves de la campaña de la alternancia en Salamanca

La sombra de los resultados de las generales, la entrada de Vox, el gobierno regional y el crecimiento de otras opciones en la Diputación, claves de las elecciones municipales en Salamanca.

En unas horas, esta próxima medianoche, arranca la segunda campaña electoral en un mes previa a unas elecciones que podrían ser las de la alternancia. Tras las generales, el calendario electoral nos lleva a las municipales y autonómicas (también a las europeas) que ponen en juego las actas de concejal de los más de 360 municipios de Salamanca, la Diputación provincial y los procuradores por la provincia para la composición de las nuevas Cortes de Castilla y León. En total, son 2.052 concejalías (incluyen a los futuros alcaldes), 25 diputados provinciales de los cinco partidos judiciales y diez procuradores regionales.

 

El resultado va a definir hasta qué punto se produce en Salamanca la alternancia en el poder local que ha quedado sobre la mesa tras las últimas elecciones generales. El PSOE logró ser el partido más votado en el municipio de Salamanca, también en algunos de los más importantes, y solo se le escapó el global de la provincia por unos cientos de votos. Los resultados no son directamente extrapolables porque entran en juego otros factores, como la gestión de los últimos cuatro años, los candidatos locales o el voto en clave nacional, pero el panorama está tan abierto que no se puede descartar nada. Esta es la situación, caso por caso.

 

Salamanca: cinco partidos en la carrera

El mayor municipio de la provincia es el ayuntamiento más codiciado. El PP defiende la plaza que ocupa desde hace más de 20 años ante la amenaza del PSOE, que llega lanzado por los resultados de las generales, que le dieron una histórica victoria: hacía mucho que los socialistas no eran la opción más votada en la capital en ningún proceso electoral. Eso da alas a su candidato, que no se confía: sabe que el voto de las municipales, y más en una plaza como Salamanca, es diferente.

 

 

La carrera va a ser, no obstante, muy apretada. Se prevé la entrada de un quinto actor, Vox, que se suma a los cuatro grupos municipales que ha tenido el Ayuntamiento en los últimos cuatro años, y que ya eran la mayor cifra en años. Los cinco candidatos ya han presentado sus credenciales. El PP da continuidad al actual alcalde, sustituto de Fernández Mañueco, y presenta a Carlos García Carbayo. El PSOE fue el primero en lanzar a José Luis Mateos, su actual portavoz, que se ha dado a conocer con fuerza. Ciudadanos cambia y propone a Ana Suárez, triunfadora del revuelo por el 'pucherazo' regional. En Ganemos será Gabriel Risco quien aspire a dar continuidad a la experiencia de la agrupación de electores. Y Vox presenta a Eva María Pérez, una desconocida total, y sigue sin dar grandes señales de vida como partido a nivel local.

 

La 'batalla' de la Diputación

De los concejales que se elijan en los cinco partidos judiciales saldrá la composición de la Diputación de Salamanca, en la que Javier Iglesias se erige en candidato del PP. Tradicionalmente, los dos 'grandes, PP y PSOE, se habían repartido los diputados en todas las circunscricpiones, pero hace cuatro años entraron con fuerza Ciudadanos y Ganemos. El partido 'naranja' aspira a reforzar su presencia y Ganemos, también. Y los socialistas llegan con el ánimo de haber sido casi la fuerza más votada en la provincia en las últimas generales. Esto convierte la Diputación en una batalla posible (los populares la retienen por un solo diputado) cuando hace poco parecía inalcanzable.

 

Cortes: un presidenciable de Salamanca

El resultado de la votación para elegir a los parlamentarios regionales por la provincia se antoja, también, más apretado y decisivo que nunca. El PSOE viene de ser la fuerza más votada en Castilla y León en las últimas generales, y con cierta ventaja, algo importante: en este global se espera menos variación que en las municipales. Sin embargo, hay un factor determinante en Salamanca: el candidato del PP es salmantino y aspira a ser el primer presidente regional de la provincia.

 

 

Alfonso Fernández Mañueco dejó hace unos meses la alcaldía, ya como presidente del PP regional, para dedicarse a la campaña como aspirante a suceder a Herrera, pero el mal momento de los populares en el ámbito nacional no le acompaña en su objetivo. Mañueco es el número uno de la lista a Cortes por Salamanca y tendrá como principales contrincantes a Fernando Pablos (PSOE) y David Castaño (Ciudadanos) no como aspirantes a la presidencia, pero que sí podrían dársela a sus líderes. El ascenso socialista, los posibles pactos, la amenaza de un 'Andalucía en Castilla y León'... complican el panorama al candidato salmantino a la presidencia regional.

 

PP, PSOE, Cs y Podemos se reparten actualmente los escaños regionales salmantinos, un total de once, que se han quedado en diez para esta ocasión por la pérdida de población. Según las encuestas, el PP sufriría desgaste también en Salamanca, perdería el procurador de la despoblación y quizás uno más. Las encuestas no dan a Podemos, con Sara Blanco al frente, opciones de conservar su procurador y tampoco a Vox, con Rafael Revert, de entrar al parlamento regional por Salamanca.