Elecciones en Salamanca: la 'guerra' de las generales y la 'batalla' por el cuarto diputado
Cyl dots mini

Elecciones en Salamanca: la 'guerra' de las generales y la 'batalla' por el cuarto diputado

La campaña de las generales arranca esta noche con la pugna por los escaños de Salamanca más abierta que nunca. Vox, Cs y Podemos aspiran a arrebatar el último en liza a PP o PSOE.

La campaña que arranca este jueves a medianoche supone la recta final hacia las elecciones generales, convocadas de manera anticipada tras unos meses de Gobierno socialista salido de la moción de censura al ejecutivo de Mariano Rajoy, la primera que triunfaba en los más de 40 años de democracia española. El panorama político, con cinco fuerzas nacionales en liza, está más abierto que nunca, y hay que contar con el papel decisivo de las fuerzas nacionalistas y de los partidos que abogan por el proceso de independencia de Cataluña. En el caso de Salamanca, lo que está en juego es el disputado cuarto diputado.

 

Desde que en 1977 se celebraron las primeras elecciones generales, la circunscripción de Salamanca ha repartido siempre cuatro escaños de diputado para el Congreso. Desde hace más de una década, y con una corta excepción de seis meses, el reparto ha sido siempre favorable al PP, que ha conseguido para sus candidatos tres de las cuatro actas en liza. Desde que en 2008 los populares pusieran el 3/1 en el marcador, solo lo han perdido en diciembre de 2015, cuando Ciudadanos se apuntó un escaño y dejó el resultado en 2/1/1 entre PP, PSOE y Cs. Pero aquello duró solo seis meses.

 

Ahora vuelve a abrirse la lucha por ese cuarto diputado, el único que ha rotado desde 1977. Solo en dos ocasiones más de dos partidos se repartieron los cuatro escaños de la provincia. Fue en 1986, con un 2/1/1 entre PSOE, AP y CDS; y en el citado diciembre de 2015. El resto de las veces, UCD, AP, PSOE y PP se repartieron siempre los escaños a razón de 2/2 ó 3/1, con lo que la entrada de una tercera fuerza es algo poco frecuente.

 

La explicación es lo complicado que resulta, con la ley d'Hondt, lograr el suficiente número de votos para entrar en el reparto de escaños. El sistema favorece a las fuerzas dominantes, y por eso el resultado más repetido es el 3/1 que en la provincia han logrado UCD (dos veces), PSOE (una vez) y PP (cuatro veces).

 

Ahora entra en liza un nuevo partido por ese cuarto diputado, Vox. Tras la irrupción de Podemos y Cs, solo los de Albert Rivera lograron 'acariciar' brevemente ese escaño. Las encuestas otorgan ahora al partido de Santiago Abascal la posibilidad de luchar por tener un diputado por la circunscripción de Salamanca, por el que lucharán con Cs y Podemos. No obstante, el PP no renuncia a conservar ese tercer diputado que los demás le quieren arrebatar, importante para el resultado global, y tampoco el PSOE descarta poner el 2/2 en el reparto.