El voto por la independencia de Cataluña... ¿a la basura?