El Vía Matris inaugura la Pasión en Salamanca aunque la Dolorosa no puede salir a la calle

Los fieles en la Capilla junto a la Dolorosa (Foto: De la Peña)
Ver album

Comienza la Semana Santa salmantina con la procesión Via Matris, de la Cofradía Vera Cruz condicionada por la lluvia que ha impedido salir a la calle a la Dolorosa. 

La espectacular talla del escultor Felipe del Corral, que data del siglo XVIII, no ha podido de la Iglesia de la Vera Cruz. La Virgen, vestida con un manto y a hombros de los cofrades se ha quedado dentro de la iglesia después de que inicialmente se pensara en que realizara un recorrido más corto porque los chubascos eran intermitentes. Pero finalmente la lluvia arreció y se decidió que la imagen quedara a resguardo en la Capilla, abierta para todos los fieles mientras se realizaba el acto en el interior. 

 

Antonio Matilla Matilla ha sido el encargado de realizar la "Llamada honor" al paso de la Stma. Virgen de los Dolores. El Via Matris tiene la finalidad de reflexionar sobre la Pasión y Muerte de Cristo a través de los episodios en los que la Virgen María estuvo presente. Se compone de reflexiones sobre los siete dolores de María.

 

Habitualmente la comitiva realiza las tradicionales paradas estacionales donde se ha realizado algunos cantos por el coro de la hermandad. Los cofrades participan vistiendo traje oscuro con el escapulario de la Virgen y la medalla de la cofradía alumbrando con velas azules.

 

El acto finalizó con el canto de la Salve. 

 

VIA  MATRIS

 

La Procesión del Via Matris inicia los desfiles de Semana Santa y al mismo tiempo es la culminación de la novena que se dedica a la imagen de la Dolorosa. 

 

Se organizó por primera vez en 1909, pero decayó a finales de los años 60, e incluso se dejó de realizar. Esta tradición se recuperó en 2004 incluyendo el rezo de las siete estaciones del Via Matris.