El vacuno de carne se dispara de nuevo alcanzando niveles históricos y subiendo...

El cereal firmó una tarifa plana con una repetición del precio de todos los cultivos
Sin límite y con unas perspecrivas inciertas ante la duración de la actual situación del vacuno de carne, que sigue marcando niveles históricos y en la nueva jornada del lunes volvió a ocurrir más de lo mismo porque la mesa acordó una nueva cotización al alza de 0,06 euros para los machos y 0,03 euros para las hembras, alcanzando precios hasta ahora nunca conocidos gracias a la exportación y al ya 'famoso' barco que parte hacia Líbano. "Ojalá que no se acabe el barco porque de lo contrario, estamos perdidos", señalan los ganaderos.

Así las cosas, no solo fue el vacuno de carne edñque cotizó al alza porque la vida también se vio beneficiada de esta situación y de las buenas ventas que se produjeron en el mercado de ganado, que contó con la presencia de 1.015 cabezas de ganado, cifra similar al de la semana pasada. La mesa de vacuno de vida acordó así una subida de 0,06 euros para los machos y 0,03 euros para las hembras.

El cereal, tarifa plana
Por otro lado, la mesa de cereales optó por no mover el valor de todos los cultivos pese a las diferencias entre compradores y vendedores, ya habituales, pero al final, el preisdente de la mesa optó por repetir todas las categorías ante la incertidumbre de los mercados internacionales en la actualidad.

Por su parte, el ovino tampoco modificó en exceso el valor de los animales porque se produjo una repetición de los lechazos, mientras que los corderos repitieron las dos primeras categorías con una subida de 0,10 euros para las tres categorías siguientes.

En cuanto a la mesa de porcino, el blanco tan solo modificó el valor de las cerdas con 0,01 euros de subida, repitiendo el resto. En cuanto al ibérico, se cumplieron las perspectivas de los industriales de la semana pasada con una bajada de 0,02 euros para las dos categorías de pienso y una subida de los lechones de 0,05 euros.

Por último, la mesa de la patata acordó una nueva repetición porque la campaña no da para más y cada agricultor vende al precio que puede y cada comprador, adquiere el producto al precio que puede.