Cyl dots mini

El uso de audífonos reduce el riesgo de padecer enfermedades neurológicas, como la Depresión, el Alzheimer y el Parkinson

Con el paso de los años surgen una serie de riesgos y daños, fruto de la edad. Hay hábitos que pueden ayudar a minimizar todos esos riegos y entre ellos destaca el uso de audífonos. Como destacan en un centro auditivo en Madrid de referencia, puede ser la mejor medicina para evitar daños consecuentes de la avanzada edad como el Alzhéimer, la depresión o las caídas.



Según un estudio avalado por seguros de salud el uso de audífonos prolongado ayuda a evitar hasta en un 17% la enfermedad de Alzheimer y en el caso de la depresión hasta un 14%.



Estudios científicos apuntan a que el uso de audífonos ayuda a revitalizar la memoria, lo que puede reducir el importante trastorno que en ocasiones puede suponer el Alzhéimer, así como a evitar estados depresivos. Con este aparato, la persona escucha en buenas condiciones y puede mantener conversaciones, un hecho tan sencillo para la mayoría de ciudadanos que ayuda a salvar vidas. Desde el punto de vista de la salud física, los audífonos suponen escuchar más y mejor todo lo que sucede alrededor y esto mejora la vida en sociedad de las personas mayores, de maneras que las caídas se reducen. Sitios especializados como el centro auditivo en Madrid Sonoclinic tratan este tipo de problemas y ayudan a las personas con la distribución de audífonos.



Aunque la pérdida de audición puede incluir a perfiles de todos los grupos de edad, son las personas mayores las más afectadas por este problema. La falta de comunicación es la principal consecuencia, lo que se traduce en una falta de sociabilidad que puede hacer caer a la persona en depresión. Es un problema que, en el caso de los ancianos, avanza mucho más rápido hasta desembocar en una merma de su capacidad física. Si no escucha bien, decide desistir de hablar con sus familiares y amigos, hasta el punto de perder energía y las fuerzas necesarias para tener una vida óptima. El resultado final es el aislamiento social y la depresión.



El Alzhéimer es otra de las consecuencias negativas de este problema, ya que, si las personas no escuchan bien, tampoco mantienen el cerebro activo; y su capacidad cognitiva se va reduciendo.



Por eso desde el centro auditivo Sonoclinic en torrejón de Ardoz os brindamos nuestro apoyo y sobretodo nuestras instalaciones para ayudar a todas las personas que necesiten el apoyo cognitivo y auditivo de unos audífonos para poder llevar su vida al día a día con la seguridad de estar estimulando su cerebro y sobretodo ayudando a no caer en ninguna enfermedad neurológica.