El último 'fichaje' de Igea para Castilla y León: un alto cargo para una sociedad que quería eliminar

Soraya Mayo, a la izquierda de Francisco Igea, en un acto electoral. Foto: EP

Igea coloca en el Itacyl a Soraya Mayo, que se quedó sin escaño en el Congreso en las últimas generales. El órgano elegido fue señalado por Igea para ser eliminado y el vicepresidente criticó los puestos 'a dedo'.

La exdiputada nacional Soraya Mayo, leonesa que perdió su escaño por Valladolid el pasado 10 de noviembre, se ha incorporado al Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) de Castilla y León. Así lo señalan en una información recogida por Europa Press los digitales eldiario.es e ileón, que apuntan que se trata de una "imposición" del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien denominó "chiringuito" a esta entidad antes de formar parte del Ejecutivo.

 

Ciudadanos Castilla y León, a través de su Secretario de Acción Institucional, David Castaño, ha asegurado que no ha "mediado ni intervenido" en la incorporación de Mayo al Itacyl, dependiente de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. La formación ha asegurado que se trata de un nombramiento realizado por el consejero del ramo, Jesús Julio Carnero, y que "será este quien deba de dar las explicaciones oportunas del nuevo fichaje".

 

El fichaje de Mayo se ha hecho efectivo este martes a pesar de que el Itacyl era una de las empresas públicas que conformaban la que se denominó 'administración B' de la Junta de Castilla y León, uno de los entes que Francisco Igea pretendía eliminar y que dejó a la espera de conocer una auditoría que afectaba una quincena. Ahora, Mayo asume la subdirección de Investigación y Tecnología, un departamento que no contaba con ningún jefe al frente según el organigrama. Su sueldo ronda los 60.000 euros.

 

Mayo, licenciada en Periodismo y con experiencia en comunicación institucional debido a su trabajo en la Federación de Autónomos ATA, ocupará una subdirección con un Área de investigación agrícola y una Estación Enológica, una unidad de cultivos leñosos y hortícolas y otra de herbáceos. En el Área de Investigación Ganadera hay un área de Investigación en Acuicultura, una Estación Tecnológica de la Leche y un Centro de Pruebas de Porcino. Por último, en el área de Innovación y Optimización de Procesos hay un Centro de Biocombustible y Bioproductos y una Estación Tecnológica de Carne.

 

El puesto que ha asumido Soraya Mayo está clasificado en el propio portal de Transparencia del Itacyl como "de alta dirección" y roza los 60.000 euros anuales, según se precisaba en este portal en diciembre de 2018. Durante la campaña electoral Igea hizo especial hincapié en su intención de acabar con las "administraciones B", especialmente a las existentes en las consejerías de Economía y Agricultura.

 

Soraya Mayo dependerá directamente del director del Itacyl, Jorge Llorente, y viene avalada por una trayectoria de más de 16 años en ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) representando a los autónomos y desarrollado proyectos de colaboración público privada con empresas, administraciones y otras entidades como Iberaval, universidades, cámaras de comercio y asociaciones. La nueva subdirectora del Itacyl profundizará en la transferencia de conocimiento de la labor investigadora que se realiza en el centro sirviendo al sector agrario, ganadero y a la industria agroalimentaria para que sean más competitivos.

 

En el pacto de gobierno firmado entre PP y Cs sólo se recogió la creación de una "comisión paritaria" entre los dos partidos para "analizar la situación, utilidad y funcionamiento de las entidades del sector público", lo que no ha supuesto la eliminación que se exigió en un primer momento, sino un estudio de la situación. Además de la "administración B", Ciudadanos criticó también los "puestos a dedo" y en el pacto se acordó una "restricción" (no concretada en porcentajes) de los puestos de libre designación, siendo el concurso "la regla general de provisión de puestos de trabajo".

Noticias relacionadas