El turismo rural de Salamanca crea una nueva asociación empresarial y afronta el verano con "buenas expectativas"
Cyl dots mini

El turismo rural de Salamanca crea una nueva asociación empresarial y afronta el verano con "buenas expectativas"

Una casa rural en Valladolid.

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Turismo Rural nace para "dinamizar" el sector en la provincia y unificar a todos los negocios vinculados con este ramo, desde albergues a restaurantes, empresas de ocio o casas rurales.

La nueva Asociación de Empresarios Salmantinos de Turismo Rural (Aestur) da sus primeros pasos. El Boletín Oficial de la Provincia recoge en su número de hoy la constitución formal de esta entidad, con sede en Béjar y cuyos estatutos ya descansan en la Oficina Territorial de Trabajo.

 

Uno de los firmantes del acta de constitución de Aestur es Alberto Sánchez, quien explica los motivos que han empujado a los empresarios de la provincia a fundar una nueva asociación. Sánchez comenta que comenzaron a hablar del tema coincidiendo prácticamente con el inicio de la pandemia. "El parón de este año y pico ha hecho la necesidad de ponernos de acuerdo y en común", explica. Durante estos meses "se habló con compañeros de otro tipo de negocios, para que la asociación englobe todo tipo de empresas de turismo de la provincia, desde hoteles a alojamientos, actividades, restaurantes, ocio... nos dimos cuenta de que tenemos que ver más como conjunto que por separado". Un hotel rural, por ejemplo, se beneficia si hay empresas de turismo que organizan eventos; y a un restaurante o a una pequeña tienda le conviene que el albergue del pueblo esté lleno. En resumen "nos necesitamos unos a otros".

 

La asociación como tal aún no está en marcha. Por ahora cuenta con una junta gestora, que con el tiempo se constituirá en junta directiva, convocará asambleas y gestionará el día a día de Aestur. "Lo principal es dinamizar el turismo en la provincia  y poner aspectos en común entre todos los participantes, ayudando y dinamizado. No sólo hay que atraer gente, sino movilizarla, por toda la provincia". Será la junta directiva la que fijará una línea de trabajo para conseguir estas metas y la que establecerá contactos con las administraciones, porque "ya no hablamos de vender ideas, sino hechos concretos. Ese trabajo empieza ahora".

 

Previsiones estivales

 

Alberto Sánchez comenta que las expectativas para este verano "son buenas". El año pasado "ya pudimos hacer algunas cosas y éste esperamos algo más, porque la población se está vacunando, la movilidad está abierta... sí hay algunas empresas de turismo que están tocadas, como los albergues o donde hay alojamientos comunes, porque han estado muy obligados. Las casas rurales ya reabren, pero hay que recuperar mucho, aunque el año sea bueno, para llegar a los niveles de otros años", explica.

 

La pandemia de coronavirus dejará lecciones también entre los empresarios de turismo rural. "Conviene estudiar las cosas. La pandemia ha modificado muchas costumbres. El turismo de interior se ha reforzado por el miedo a la masificación de las costas y eso hay que aprovecharlo", opina. Sánchez explicaba a sus compañeros que "2020 debía ser un año de promoción, y quizá 2021 también, para aprovechar cuando todo esté al 100%", con la libre movilidad por toda España y sin miedo a nuevos contagios.

 

Cita "la dinámica de la Diputación y de otras instituciones", que usan estos años de barbecho para sembrar nuevas propuestas turísticas. "Hay que aprovechar para promocionar y aguantar como se pueda para después arrancar. Quizá sea uno de los motivos de la asociación. Hemos aprovechado estos momentos para quedar con gente de otras empresas, hablar... y de ahí ha salido la asociación. El tiempo que hemos pasado ha sido malo, pero hay que ayudarse y salir adelante", concluye.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: