El tren Salamanca-Madrid llega 34 veces tarde y el Salamanca-Valladolid bate su récord de retrasos
Cyl dots mini

El tren Salamanca-Madrid llega 34 veces tarde y el Salamanca-Valladolid bate su récord de retrasos

Tren TRD de Renfe en la estación de Valladolid.

Las dos principales conexiones ferroviarias sufren un buen número de incidencias importantes: 34 veces hubo retrasos de más de media hora en el tren de Madrid, y 18 en el de Valladolid.

Las dos principales conexiones ferroviarias de Salamanca, la que conecta con Madrid y la que lleva a Valladolid, han sufrido un importante número de retrasos durante 2018, hasta el punto de que ambas han batido sus propios récords de incidencias. Así se desprende de una contestación parlamentaria sobre las incidencias sufridas por las principales conexiones de Castilla y León.

 

Según el Gobierno, durante 2018 la relación Salamanca-Madrid sufrió 34 incidencias destacables, que es como denomina Renfe a aquellas que provocan retrasos de más de 30 minutos. Los peores meses fueron julio, agosto y septiembre, en pleno verano, con 17 de estas incidencias. No se especifica de qué tipo de sucesos se trata (averías en trenes, en tendido, en líneas), pero sí que provocaron retrasos de media hora o más. El dato de esta conexión es el peor de los tres últimos años: en 2017 fueron 14 incidencias destacables y en 2016, solo 12.

 

En el caso del tren Salamanca-Valladolid, el número de incidencias ha sido de 18 y también ha batido su récord de problemas: en 2017 fueron 11 que implicaron retrasos de más de media hora y en 2016, catorce. Hay que recordar que, en su día, en una contestación a pregunta en el Congreso del diputado salmantino David Serrada, se supo que durante 2017 este tren sufrió 17 averías que supusieron retrasos superiores a 15 minutos. Eso es más de una avería al mes. No se especifica el tipo de averías y si ha habido más que hayan supuesto retrasos de menos de 15 minutos.

 

A pesar de estas averías, que se suman al amplio historial de incidencias que tiene este tren, se seguirán usando en diez corredores de todo el país, entre ellos, los de Salamanca-Valladolid-Palencia, Valladolid-Puebla de Sanabria y Valladolid-Palencia-León. En estos momentos están operativos 21 de los 23 TRD de la serie 594 que se construyeron y que se pusieron en servicio entre 1997 y 2001; han sido objeto de una actualización hace unos años, pero sus prestaciones son limitadas: 160 km/h de velocidad máxima que no alcanzan más que en contadas ocasiones. El tiempo de viaje entre Salamanca y Valladolid es de 1h20 y su velocidad media no llega a los 80 km/h por las numerosas paradas que hace.

 

La serie 594 tiene una larga historia con Salamanca, y no siempre feliz. Un contrato estatal dotó de un buen número de unidades para las líneas regionales y pronto empezaron a dar problemas allí donde se implantaron. En el caso de la conexión Salamanca-Valladolid, fueron muchos los incidentes: incendios, viajes sin calefacción o sin aire acondicionado, fallos en los frenos... Que se traducían en constantes retrasos y un mal servicio. A pesar de que fueron sometidos a modificacoines, no han dejado de dar problemas. Tras las protestas vecionales, fueron retirados en 2010, pero Renfe los recuperó en 2013 para esta misma conexión.