El traje charro aviva el fervor aguedero

María Boufard vestida de charra (Foto: T. Navarro)
Ver album

Barrios y pueblos retoman sus tradiciones festivas para celebrar la autoridad de las mujeres por un día.

El espíritu aguedero revive con fuerza cada 5 de febrero. Pocos son los barrios de la capital, las asociaciones culturales o los pueblos de la provincia que estos días no conmemoran con una mezcla de pasión, devoción y jolgorio la asunción del bastón de mando por parte de las mujeres, aunque sea solo por un día.

 

 

La fiesta del matriarcado está servida y las previsiones auguran que la meteorología será buena. Todo parece conjurarse a favor de las múltiples celebraciones que rememoran los fastos en honor a Santa Águeda, que año tras año recuperan usos y costumbres arraigados en la cultura de esta tierra castellana.

 

A la espera de los actos centrales que tendrán lugar durante la mañana de este miércoles, las águedas toman la provincia y la capital con uno de los trajes con más historia.

 

El traje charro, por partes

El traje de mujer charro es de gran vistosidad. Lleva en la cabeza un moño en la parte superior atado con unas cintas bordadas que llaman 'sígueme pollo' y adornado con horquillas con pendientes grandes para las orejas.

 

 

El busto se cubre con un 'jubón' de terciopelo calado o bordado de seda de color, manga estrecha con botones de filigrana, pañuelo de hombros de tela bordada en lentejuelas o mostazilla. Si el traje es de 'Espigadora' lleva una camisa llamada 'Galana' con adornos y collares de plata y coral.

 

El traje de charra puede ser tanto negro como de colores (negro, dorado, rojo...). En la Sierra de Francia se pone la saya (rodetes, roja) con el mantón de manila. 

 

Luego encontramos el manteo encarnado de debajo. El 'mandil o picote' está bordado y rematado por un faralar de seda. 

 

En la cintura se coloca la 'faltriquera', por la parte de atrás caen dos cintas bordadas y rematadas con flecos de oro. Medias caladas y zapatos de terciopelo también bordados en lentejuelas. Llevan gran profusión de collares de oro, aderezos, galápagos, cruces y veneras que cumbren totalmente el pecho.

 

Para este día también es importante la ropa interior con la 'chambra' de finísima batista blanca, 'peleles' abiertos para facilidad de la mujer y variadas 'enaguas', empezando por las realizadas en finas batistas y terminando en los muletones.

 

Comentarios

Anónima 07/02/2020 11:15 #3
Tienes razón Marta aquí ya todo vale como es la mujer del Marisquero. Jajaja!!!!!!!!!
Salmantina 05/02/2020 14:24 #2
Salamanca es tierra leonesa, de castellana no tiene nada, harian bien en corregir su error que nos ofende a los salmantinos
Marta 05/02/2020 12:59 #1
Una descripción muy pobre de lo que es el traje charro de la mujer, a parte de que faltan un montón de prendas, no se puede describir como traje de charra el que supuestamente dicen que es de "espigadora" ya que no tiene nada que ver con la realidad

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: