El tráfico de Salamanca en estado de alarma: los salmantinos se quedan en casa, sus coches no tanto

Los datos demuestran que el tráfico se ha reducido a una cuarta parte de lo habitual, pero los aforos y la contaminación nos delatan: la primera semana de confinamiento terminó con un repunte de circulación y niveles de partículas superiores a los de una semana normal.

Vista aérea del tráfico en Salamanca en este estado de alarma. Superpuesta, la gráfica de contaminación.

Desde hace ya doce días, Salamanca vive confinada en los hogares de los salmantinos. Y está siendo un confinamiento bastante riguroso. En términos generales, la presencia en las calles se ha reducido de manera drástica y lejos de los lugares de asistencia permitida (supermercados, kioskos, farmacias) se observa un alto cumplimiento de las restricciones impuestas por el estado de alarma. Sin embargo, no se puede decir lo mismo del uso del coche y las cifras disponibles demuestran que los salmantinos no pisan la calle, pero sus coches sí. Y que ha habido días de poca tregua para los niveles de contaminación que incluso han estado muy por encima de lo habitual, concretamente, en partículas.

 

Ya desde el primer día de 'toque de queda', las principales calles de la ciudad amanecían casi vacías y, en horas de tráfico constante, a penas unos pocos vehículos salpicaban la calzada. La imagen que abre este reportaje es una vista aérea de uno de los primeros días de estado de alarma. Se aprecia la escasez de vehículos en la plaza de España. No obstante, llamaba la atención que sí los había, aunque las excepciones a la prohición de circular para transporte público, mercancías y emergencias y para aquellos que fueran a trabajar en vehículo privado ha mantenido un mínimo de vehículos en la calle.

 

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Salamanca, ese 'suelo' de circulación ronda el 75% de lo habitual. Comparando la primera semana de estado de alarma con una semana tipo, solo han circulado uno de cada cuatro coches. El consistorio ha ofrecido a TRIBUNA datos de cuatro puntos de control de aforos en la primera ronda. En cifras absolutas, y por zonas, en Torres Villarroel se ha pasado de los 74.258 vehículos de una semana normal a 20.175 en la primera de estado de alarma; en Paseo Carmelitas, de 96.722 a 24.613; en Canalejas de 90.559 a 25.063; y en Avenida Mirat de 71.720 a 19.852 vehículos controlados. El tráfico superviviente es el 20-25% de lo habitual. Y esta semana todavía ha ido a menos: según los primeros datos, la reducción ha avanzado otro 10% extra.

 

Pico de tráfico y contaminación

Así que los salmantinos se han quedado en casa, y sus coches también, pero menos. Lo que podía haber sido un alivio para la calidad del aire lo ha sido en menor medida. El análisis de los datos día a día nos deja en evidencia. Y es que tanto los aforos como los niveles de contaminación recogidos por las estaciones de control de la ciudad coinciden en una cosa: que la primera semana de estado de alarma la terminamos sacando más el coche. Algo que nos deja mal porque hicimos exactamente lo que hacemos en semanas convencionales.

 

Según las cifras facilitadas por la concejalía de Policía y Tráfico, en los cuatro puntos citados de la primera ronda de Salamanca, la del interior de la ciudad, se produjo un incremento de la circulación el jueves y el viernes. Tras haber llegado a mínimos el miércoles, y después de tres días siendo 'obedientes', el volumen de circulación repuntó los dos últimos días de la semana laboral tanto en Torres Villarroel, como Carmelitas, Canalejas y Mirat. En una semana tipo ese aumento de circulación jueves y viernes es frecuente y el viernes sí es el día de más tráfico, es decir, que hemos mantenido nuestras costumbres habituales pese al estado de alarma.

 

 

También se ha notado en los valores de contaminación. Los de partículas registrados en las estaciones de medición cayeron durante toda la semana, de lunes a miércoles, para repuntar de manera importante jueves y viernes como se ve en el gráfico superior. Llegaron incluso a niveles muy superiores a lo habitual en una semana sin restricciones. En este caso, se muestran los datos de la estación de control de La Aldehuela en el gráfico superior; se aprecia una clara subida de la línea naranja el 19 y 20 de marzo: es el dato de las partículas PM10, directamente ligadas a la contaminación del aire por los vehículos. También subió la concentración de partículas más pequeñas, las PM25, y las del dióxido de nitrógeno, contaminante ligado al tráfico. Si a más contaminación más tráfico, el final de la primera semana de confinamiento no fue nada ejemplar.

 

 

En la estación de medición de la calle La Bañeza, ocurrió exactamente lo mismo. Tras reducirse sensiblemente los niveles de contaminación en todos los contaminantes, se produce una fuerte subida el jueves y el viernes (se aprecia en la línea naranja de la gráfica superior), muy acusada, con niveles muy por encima de lo habitual que demuestra que al final de la primera semana los salmantinos no fueron nada disciplinados con la obligada reducción de la circulación. La estación, no obstante, está muy próxima a un gran supermercado y es zona de salida hacia un polígono, además de contar con muchas viviendas, pero esa es su situación habitual y a principios de marzo los niveles eran muy inferiores.

 

En cuanto a la calidad del aire, tanto el 19 como el 20 la calidad del aire se redujo de manera importante en las dos estaciones de medición citadas.

Comentarios

para #5 26/03/2020 15:56 #6
Los datos de tráfico son claros, subió en jueves y viernes, y las partículas tienen que ver más con el tráfico rodado que con las calefacciones, aunque con todos en casa, puede ser
Pregunta 26/03/2020 14:00 #5
Las calderas de gasoil no tendrán algo que ver. Siempre se ignora esto.
sin coches 26/03/2020 12:19 #4
Yo casi no ve coches,
Salmantina 26/03/2020 10:24 #2
Pues en la avenida dede los CIPRESES es un chorreo de coches continuó ,Y en calles paralelas
Reina Berenguela 26/03/2020 09:54 #1
Vivo al lado de la avda. Reina Berenguela, y sigue con mucho tráfico.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: