El tope de 90 días sacaría de las listas de espera quirúrgica a más de 6.000 enfermos salmantinos

El PSOE propone un límite máximo de 90 días para una operación en la sanidad pública, un tope que erradicaría el 80% de la lista de espera en Salamanca. El hospital salmantino, inmune al plan contra las listas de espera, es el único que no estaría en condiciones de ajustarse a esos tres meses de máximo.

Las listas de espera se están convirtiendo en un quebradero de cabeza para la sanidad pública en Castilla y León. Para concretar, las listas de espera de Salamanca y, en menor medida, del hospital de El Bierzo, absolutamente fuera de control y con las que Sacyl reconoce no saber qué hacer. Existe un plan de choque para reducir la demora quirúrgica que se ha mostrado adecuado en casi todos los hospitales autonómicos, menos en el de Salamanca, donde las listas de espera han alcanzado en junio su máximo histórico: 7.117 personas esperando una operación.

 

El problema es que muchos aguardan su turno para una intervención quirúrgica mucho más de lo que establecen los compromisos de la propia Junta, sino que la demora media supera con creces lo legal en las operaciones de nivel '2' y '3' de complejidad, las menos graves, pero también las más frecuentes. En los últimos tiempos, el grupo socialista en Cortes ha insistido con una idea drástica, un tope común máximo de 90 días. Esta medida, radical, atacaría de lleno la lista de espera de las intervenciones menos graves, las que acumulan más cirugías sin hacer en el caso de Salamanca.

 

Actualmente, la teoría dice que todos los paciente de prioridad '1' son operados antes de los 30 días y que los de prioridad '2' tienen programada su intervención antes de 90 días, el tope que propone el PSOE para la sanidad pública regional; para los de prioridad '3' hay 180 días. Sin embargo, la realidad no es exactamente esa en el complejo hospitalario salmantino. Según los últimos datos de Sacyl, el 95% de los 151 casos de nivel '1' de urgencia son operados antes de ese límite comprometido de 30 días y la demora media es de trece días. Por contra, la situación es mucho peor en las operaciones de prioridad '2' y '3' que son donde está el verdadero atasco de la sanidad salmantina.

 

Sacyl ha reconocido en los últimos y desatrosos datos de la lista de espera del Hospital de Salamanca que de los 1.524 pacientes pendientes de una operación de prioridad '2', para los que hay un compromiso de 90 días de demora, 735 la superan. Pero es que, además, la demora media es de 121 días, con lo que buena parte de los 1.524 enfermos pendientes de una intervención de prioridad '2' esperan mucho más de esos 90 días comprometidos.

 

A ello hay que sumar el grueso de la lista de espera, donde realmente está el mayor volumen de afectados por el importante retraso de las intervenciones en el Hospital de Salamanca. Según Sacyl, 5.434 pacientes esperan una operación de prioridad '3', para las que el compromiso es de 180 días de demora. Sin embargo, no sólo 1.467 esperan mucho más, sino que la demora media es de 131 días con lo que la inmensa mayoría de los más de 5.000 pacientes en lista de espera superan los 90 días que se quieren establecer.

 

En total, son 1.249 los pacientes que esperan mucho más de lo que se desprende del compromiso actual de Sacyl, que se salta sus propios plazos. Pero lo más grave es que son entre 6.000 y 7.000 los pacientes que esperan mucho más de esos 90 días que se proponen como tope y que, en la actual situación, parecen una quimera para el hospital de Salamanca. De hecho, es junto con el comarcal de El Bierzo el único que no podría alcanzar esos 90 días: el resto tienen listas de espera muy reducidas, cumplen con los topes actuales y casi no hay casos, de ninguna de las prioridades, que superen esos 90 días.

Noticias relacionadas