El testimonio de Susana, afectada por cáncer de mama: "Da mucho miedo verbalizar la palabra, pero de esto también se sale"
Cyl dots mini

El testimonio de Susana, afectada por cáncer de mama: "Da mucho miedo verbalizar la palabra, pero de esto también se sale"

Susana Macarro es una de las muchas mujeres afectadas por cáncer de mama en Salamanca. En el Día Mundial cuenta su historia de superación.

Susana Macarro, una salmantina con cáncer de mama

No importa de dónde eres, cuál fue tu colegio o cómo creciste: Una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC); una mujer que podría ser tú vecina, compañera de trabajo, cuñada, amiga, madre o hermana. Aquel bultito que te notaste hace un tiempo se ha convertido en la peor de tus pesadillas. Pero no estás sola. 

 

Susana Macarro Pérez es una de las muchas mujeres afectadas en Salamanca, se encuentra superando un cáncer de mama y nos cuenta su historia de superación. Acaba de cumplir 48 años. Descuelga el teléfono con una sonrisa de 'oreja a oreja', se puede notar. Arranca la charla, y de lejos, se ve su fortaleza. 

 

Su vida empezó a torcerse el 15 de noviembre de 2019, "fue cuando me dieron mi primer ciclo de quimioterapia". Previamente la habían operado de un lipoma en la axila izquierda, fue una operación desastrosa... "se me abrieron los puntos, me tuvieron que controlar las curas... después de eso empecé a notarme un bulto en el pecho, algo raro que no me gustó nada y que yo no tenía anteriormente", quizás "al estar más pendiente pude descubrirlo", asegura con la voz entrecortada. 

 

Todavía le cuesta hablar del tema, interrumpe nuestra conversación para beber un poco de agua. "Me controlaron la mama y me dijeron que no pasaba nada, pero yo sabía que había algo raro. Entonces decidí 'agarrar al toro por los cuernos', me fui a mi médico de cabecera y le conté lo que me pasaba, y efectivamente, me dijo que era algo que no le gustaba, me mandó a patología mamaria"

 

"Después fue un pasillo por el que me dejé llevar. Me empezaron a hablar de oncología de palabras relacionadas con el tema que no entendía... todo fue de golpe, muy duro, pero estuve muy valiente. Si hay soluciones para adelante. Tuve cilclos muy duros y largos, cuatro horas de 'quimio' una vez a la semana. Pasado el primero que fue el que más me asustó vi que podía y así, poco a poco, me ha ido bastante bien"

 

Su hija ha sido su principal aliciente. "Yo no podía fallarle, ella me necesita mucho. Mi marido, mis sobrinas Sandra y Elsa, mis padres, mis familiares y amigos... son los que me arropan, cuanto más valiente te vean mejor van a estar ellos, no me podía permitir verlos sufrir. Tú misma te creas un fuerte a tú alrededor y te apoyas", las noticias cada vez empezaron a ser mejores por lo que eso te alivia mucho".

 

Después llegó la operación y para eso hay que estar muy fuerte. "Fue cuando empezó la pandemia, se retrasó todo un poco y me operaron en pleno confinamiento. Me intervinieron y dieron el alta en un sólo día, la recuperación fue dura pero las noticias muy buenas". Ahora está esperando una revisión para poder "relajarme, que mi cabeza pare". 

 

Finalmente, Macarro ha querido agradecer la profesionalidad de su oncólogo en el Complejo Asistencial, César Rodríguez, "es una gran persona y mejor médico, aunque me dieran la opción de cambiar, nunca lo haría". A las mujeres les dice que "luchen, el cáncer se cura, se puede salir de él. Las cosas han cambiado mucho, la palabra, cuando la verbalizas, da mucho miedo pero hay que seguir adelante". 

Comentarios

Azote 19/10/2020 13:41 #1
Animo ,Capeona.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: