El temporal no tapa el descontento de los sectores afectados por las restricciones en Ávila, Segovia y Palencia
Cyl dots mini

El temporal no tapa el descontento de los sectores afectados por las restricciones en Ávila, Segovia y Palencia

En la plaza mayor de Segovia solo permanece abierto el restaurante José.

El temporal no ha conseguido tapar el descontento de los sectores afectados por las restricciones que desde esta madrugada.

Las medidas incluyen, entre otras, el cierre de los locales de hostelería y restauración, excepto para servicio a domicilio o en terrazas, así como la clausura de grandes superficies comerciales, instalaciones deportivas, salas de apuestas y bingos.

Así, los efectos del cierre del interior de bares y restaurantes en Ávila no se han podido evaluar este domingo, según fuentes del sector, debido a la fuerte nevada que cayó el sábado y que ha motivado que algunos establecimientos no abran sus puertas.

Sin embargo, la respuesta de los empresarios del sector ha quedado reflejada en la iniciativa llevada a cabo desde el viernes, en la que varios hosteleros, a través de sus redes sociales, ha colgado vídeos en sus terrazas y bajo la nieve criticando la medida de la Junta y brindando e invitando, en tono irónico, a los responsables políticos a tomarse algo en sus establecimientos.

El presidente de la Federación Abulense de Hostelería, Víctor Gómez, envía en su vídeo un mensaje de "solidaridad" a todos los hosteleros abulenses y a los "compañeros" de Segovia y Palencia, y califica las medidas como "muy crueles".

Gómez pide al Ayuntamiento de Ávila y al Gobierno ayudas "verdaderas", "no como las que están ofreciendo", y se dirige a la Junta en tono crítico e irónico. "Agradecer que estén manteniendo nuestras terrazas abiertas y ese avance de que Castilla y León va a permanecer cerrada perimetralmente hasta el fin del estado de alarma", ya que cualquiera que piense en sus vacaciones hasta el mes de mayo no va a pensar en Castilla y León". Además, aventuran que en vez de siete o 15 días van a estar cerrados "hasta mayo".

"Sólo esperar que algún día les pase factura política, que es lo único que les importa", añade en su mensaje el presidente de los hosteleros de Ávila.

En Palencia, su alcalde, Mario Simón, ha apuntado que la ciudad no podrá soportar durante "mucho tiempo" esta situación, sobre todo los sectores que llevan con restricciones desde septiembre y no han podido abrir al cien por cien sus negocios. "Están pasando una época muy difícil y llueve sobre mojado" ha insistido, mientras añadía que el "colchón" con el que están aguantando los hosteleros "se acaba" por lo que ha insistido al Gobierno y a la Junta en crear una fórmula para indemnizarles y evitar los cierres.

Por otra parte, la Asociación de empresarios de Hostelería de Palencia consideran "una burla" las nuevas medidas sin ayudas directas y se vuelven a quejar por "poner en la diana" una actividad a la que se culpa del repunte de los contagios, mientras que ven en las reuniones familiares y fiestas privadas el germen de los mismos.

"Estamos continuando con nuestros negocios como buenamente se puede, viendo como las Administraciones hacen oídos sordos a nuestra petición de ayudas" apuntan en un comunicado. Asimismo, afirman no saber cuánto tiempo podrán seguir así, aunque señalan que cuanto más tiempo sigan siendo señalados como los "culpables" y ejerciendo sobre ellos estas "calamitosas" medidas restrictivas", más serán los establecimientos que acabarán bajando la persiana.

Por último, en Segovia el presidente de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos, Jesús Castellanos, en declaraciones a Europa Press, considera que el principal problema es que no se cuenta con los hosteleros a la hora de implantar estas medidas.

"Hubiera sido muy importante que se contara con nosotros porque así hubiéramos evitado el caos que hubo el jueves pensando que teníamos que cerrar el viernes, y al final decidieron que cerrábamos el domingo", lamentan.

Desde la Agrupación afirman que las medidas vuelven a poner en el punto de mira a los hosteleros cuando ellos consideran que no son los culpables de lo que está pasando. "Nosotros somos un sector social, por supuesto que en nuestros establecimientos la gente se mueve, la gente entra y sale y hay contacto social, pero es el único lugar donde hay contacto social en el que se llevan las medidas a rajatabla. En navidades se ha permitido que en los domicilios se juntaran diez personas y en los restaurantes seis" explican Jesús Castellanos.

Respecto a la posibilidad de la apertura de terrazas, muchos hosteleros segovianos han creado vídeos cómicos invitando a las autoridades a venir a sentarse en enero a las terrazas de la provincia mientras nieva, llueve o las temperaturas y la sensación térmica están bajo cero.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: