El sueldo de Mañueco: un solo salario, pero más de una retribución por al menos cuatro cargos

Alfonso Fernández Mañueco, en el último pleno del Ayuntamiento de Salamanca. Foto: De la Peña

La decisión de las Cortes eleva la retribución que el alcalde percibe por ir al parlamento regional, y de la que sólo una vez ha informado. Fernández Mañueco no refleja en sus declaraciones de bienes el régimen de desempeño en sus cargos internos en el PP.

Hace unas semanas, el alcalde de Salamanca y presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aseguraba en una entrevista en 'Los desayunos' de TVE que él tenía "un solo sueldo". La respuesta venía tras enumerar el entrevistador los numerosos cargos que ejercía en las 24 horas que dura el día: alcalde de Salamanca, presidente regional del PP, procurador en Cortes, presidente del comité de garantías del PP nacional... Cargos de los que poco se sabe sobre su remuneración.

 

De las responsabilidades que ejerce, sólo de dos se conoce la contraprestación que recibe. Como alcalde, durante 2016 percibió 64.248,29 euros en concepto de retribución. Está en la línea de los últimos años y muy por encima de lo que empezó cobrando: 59.479 euros percibió en su primer año completo, 2012. Ejerce en régimen de dedicación exclusiva y, tras los últimos cambios impulsados en esta legislatura, esta no computa para el límite de nueve de los sueldos 'full equip'. Curiosamente, no es el que más cobra del ranking de sueldos de los concejales.

 

A ello hay que sumar su retribución como procurador en Cortes de Castilla y León. Durante 2015 se supo que cobraba casi 25.000 euros anuales por ser diputado regional. Es lo que se embolsaba por acudir a plenos (dos al mes, de dos jornadas cada uno) y comisiones del parlamento autonómico. Por entonces se pagaban 180 euros por sesión en concepto de indemnización o dieta y 20 céntimos por kilómetro de desplazamiento; este lunes se ha aprobado subir la dieta a 220 euros por sesión. Así que realmente Mañueco cobra, al menos, por dos de sus cargos, al margen de si una de sus retribuciones es de sueldo y la otra por dietas.

 

Durante toda la legislatura, los grupos de la oposición han planteado dudas legales y éticas sobre el hecho de que Fernández Mañueco ejerza otras responsabilidades cuando su régimen de cobro en el Ayuntamiento de Salamanca es de dedicación exclusiva. El hecho de que perciba remuneración de las Cortes y de que ocupe su tiempo en cargos orgánicos del PP no concuerda con esta dedicación, por más que desde su grupo político insisten en los beneficios de que esté sentado en el hemiciclo de las Cortes.

 

Y hasta aquí lo que sabemos sobre las retribuciones de Mañueco en sus cargos, que no es mucho: en su declaración de bienes e intereses en el Ayuntamiento y Cortes sólo refleja el sueldo de alcalde, ni siquiera las retribuciones como procurador que también percibe. Nada se sabe sobre si percibe algún tipo de remuneración o compensación por presidir el PP en Castilla y León, lo que le obliga a acudir a Valladolid semanalmente y que llena su agenda de actos, como ocurría cuando era secretario general regional; o por presidir el comité de garantías del PP en Génova. Nada sobre si goza de dietas o coche a cargo del partido, salvo lo que él mismo declara sobre su único sueldo que, como se ve, implica más de una retribución para varios cargos.

Noticias relacionadas