El subdelegado del Gobierno recibe a los nuevos comandantes de la Guardia Civil que se incorporan a sus puestos

Igor de la Casa y José Fernando y Antonio Andrés Laso

Igor de la Casa y José Fernando Sevilla han sido recibidos por Antonio Andrés Laso, que ha incidido en la seguridad de la provincia, según los índices que publica el Ministerio del Interior.

El subdelegado del Gobierno en Salamanca, Antonio Andrés Laso, ha recibido esta mañana en su despacho oficial de la Subdelegación del Gobierno a los comandantes de la Guardia Civil, Igor de la Casa y José Fernando Sevilla, que han acudido en visita protocolaria de presentación al incorporarse a los puestos a los que han sido destinados en la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca.

 

Antonio Andrés Laso les ha deseado los mayores éxitos en su nuevo destino, incidiendo en que ello redundará en beneficio de la seguridad de los ciudadanos de esta provincia. Una provincia, ha incidido el subdelegado del Gobierno, que se encuentra entre las más seguras de España, según reflejan los índices que trimestralmente publica el Ministerio del Interior.

 

El comandante Igor de la Casa, miembro del Cuerpo desde que en el año 2002 accedió a la Academia General Militar de Zaragoza, se incorpora como nuevo jefe de Operaciones y de Policía Judicial e Información de la Comandancia de Salamanca.

 

Ha prestado servicios como docente, en breves períodos, en la Academia de Guardias y Suboficiales de la Guardia Civil en Baeza (Jaén) y como oficial al mando del Puesto principal de El Escorial (Madrid). Asimismo ha desarrollado tareas profesionales en puestos de la Jefatura Fiscal y de Fronteras.

 

Alcanzó el empleo de comandante en el año 2015 y posee, entre otras distinciones y méritos, la Cruz del Mérito Aeronáutico (año 2017), la Cruz de Plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil (año 2015) y la Cruz de la Plata al Mérito Policial (año 2011).

 

El comandante José Fernando Sevilla, que asume la Jefatura de Personal y Apoyo de la Comandancia de Salamanca, ingresó en el Cuerpo en el año 1983, cuando accedió a la Academia de Guardias y Suboficiales de la Guardia Civil, en Úbeda (Jaén). Desde entonces, tras diferentes ascensos, ha prestado servicio en las comandancias de Vizcaya, Ávila y especialmente Salamanca, siendo esta provincia en la que ha transcurrido la mayor parte de su carrera como Oficial. Ha estado destinado en las compañías de Béjar, Vitigudino y Salamanca.

 

Ha ascendido al empleo de comandante recientemente, en el curso del presente año, y entre otras distinciones que se le han concedido y méritos que ha alcanzado destacan la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil (años 1990, 2009 y 2017) y la Cruz de Oficial de la orden del Mérito Civil (año 2015).