El servicio de Oncología, al "límite" de sus recursos por el Covid: "Hay menos riesgo viniendo que dejándose de poner el tratamiento"
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

El servicio de Oncología, al "límite" de sus recursos por el Covid: "Hay menos riesgo viniendo que dejándose de poner el tratamiento"

El jefe del servicio de Oncología en el Complejo Asistencial de Salamanca, Juan Jesús Cruz, advierte a los pacientes oncológicos, "que el miedo no nos haga dejar de ir al hospital". 

Juan Jesús Cruz, jefe del servicio de Oncología

"El cáncer es hoy por hoy la pandemia más importante que existe". Son las duras y reales palabras del jefe del servicio de Oncología en el Complejo Asistencial de Salamanca, Juan Jesús Cruz, quien advierte que a pesar del Covid los pacientes deben seguir acudiendo a administrarse sus tratamientos.

 

Lamenta que la pandemia podría estar repercutiendo en los diagnósticos, "que el miedo no nos haga dejar de ir al hospital, ir a las revisiones, cribados... porque el cáncer sigue estando ahí y estamos en trance de poder curar un porcentaje altísimo", advierte. 

 

Asegura que han recibido menos enfermos que el año anterior. "Un 17% menos en el mismo periodo". Evidentemente, de un año para otro, "la incidencia no ha bajado tanto, son pacientes que a lo mejor no se han diagnosticado todavía, están con síntomas leves o que no acudieron al hospital y se les complicó el problema, que no llegaron hasta nuestro servicio". 

 

El problema real que sufren es que de la plantilla de oncología "hay varias personas destinadas al área Covid", por lo que "tenemos menos recursos humanos para atender a los pacientes. Se está paliando con el esfuerzo de los profesionales, se está trabajando más, sacando consultas adelante... pero sabiendo que el servicio está al límite de sus recursos". 

 

-¿Cómo ha afectado esta tercera ola al servicio de Oncología y a sus pacientes? 

-"La tercera ola ha supuesto un problema importante. Al estar el hospital saturado de pacientes con Covid los servicios se centran en estos. En lo que se refiere a Oncología, por el momento, no ha tenido repercusión directa porque nuestros pacientes ingresan directamente en el hospital Virgen Vega. El problema que estamos teniendo es que de la plantilla de oncología hay varias personas destinadas al área Covid".

 

-¿Qué supone que esa parte de la plantilla esté dedicada al área Covid?

-"Tenemos menos recursos humanos para atender a los pacientes. Se está paliando con el esfuerzo de los profesionales, se está trabajando más, sacando consultas adelante... pero sabiendo que el servicio está al límite de sus recursos". 

 

-¿Cómo ha cambiado esa asistencia de la que habla?

-"Nosotros seguimos viendo a los pacientes de primeros diagnósticos exactamente igual que los veíamos antes. A los que están en tratamiento se les da misma medicación que les poníamos antes, eso sí, adoptando todas las precauciones. Desde el pasado mes de junio, en vistas de lo que podía pasar, se habilitaron una serie de áreas para hacer pruebas PCR, 48 horas antes de su entrada, a todos aquellos enfermos oncológicos que vienen al Hospital de Día, entran con esa garantía". 

 

-¿Qué ocurre con aquellos pacientes que deben darse su tratamiento y tienen Covid? 

-"Tenemos habilitada una 'zona' para emergencias, es decir, si hay algún paciente con Covid positivo y tuviera que ponerse tratamiento hay un lugar especial para hacerlo, insisto, los tratamientos se dan a todos los pacientes, los ingresos están controlados y las Urgencias también. Dónde puede haber una asistencia distinta, que no nos gusta pero no queda más remedio, es en las revisiones.

 

Los pacientes que hace tiempo que están diagnosticados y acuden a una revisión 'larga', cada seis o doce meses, esas revisiones las estamos haciendo siempre que la persona esté bien y a través del teléfono. Esto se hace para no acumular gente en las salas de espera, es un déficit importante porque este tipo de pacientes necesitan el contacto personal, el poder hablar y expresar sus preocupaciones. Es tan importante como el decirle que una mamografía está bien". 

 

 

-¿Tienen miedo los pacientes Covid a ir al hospital?

-"Hay dos tipos de pacientes. Los que están en tratamiento activo, que tienen miedo a ir al hospital, pero hay que tratar los tumores ya que es una enfermedad de alta mortalidad. Hay menos riesgo viniendo que dejándose de poner el tratamiento. Aunque tienen miedo, vienen... ya que la seguridad está garantizada. Las personas a las que se les ha diagnosticado un tumor, se les ha dado la quimioterapia... son igual de vulnerables que las personas normales una vez que hayan pasado seis meses de su tratamiento, una vez que han recuperado no tienen que tener riesgo". 

 

-¿Han disminuido los diagnósticos desde el inicio de la pandemia? 

-"Estamos completando un estudio en el cual vemos los retrasos que hemos tenido, es decir, nosotros hemos recibido menos enfermos de los que recibíamos el año anterior. Un 17% menos en el mismo periodo. Evidentemente, de un año para otro, la incidencia no ha bajado tanto, son pacientes que a lo mejor todavía no se han diagnosticado, están con síntomas leves o que no acudieron al hospital y se les complicó el problema, que no llegaran hasta nuestro Servicio". 

 

-¿Cuál ha sido el cáncer de mayor incidencia en la capital? 

-"Todos los años sigue siendo el cáncer de colon, afecta tanto a hombres como a mujeres. El segundo, el cáncer de mama en el Servicio de Oncología. Posiblemente el cáncer de próstata, después del de colon, debe estar casi a la par". 

 

-Investigación, ¿debido al Covid se están dejando de lado el estudio del cáncer? 

-"Dónde quizás tengamos más problemas es en investigación clínica. Hemos estado infectados durante la primera ola en torno al 50% del servicio, fue horroroso".

 

-¿Qué consejos daría?

-"El cáncer como enfermedad, es hoy por hoy la pandemia más importante que existe. La primera causa de muerte en el varón y la segunda en la mujer. Esta pandemia la tenemos siempre y la seguiremos teniendo. Hay que estar encima de los problemas que tengamos pero no se nos puede olvidar que seguimos teniendo una enfermedad muy grave y si hacemos las cosas bien podemos prevenirla en la mayoría de las ocasiones. No fumando, controlando el alcohol, haciendo ejercicio, teniendo una dieta sana... podemos disminuirlo. Como esperanza, quiero destacar que los tratamientos actuales están logrando un incremento importante en las curaciones con dos aspectos, los tratamientos en sí y el diagnóstico precoz".

 

-¿Está repercutiendo la pandemia en el diagnóstico precoz? 

-"La pandemia puede estar repercutiendo en los diagnósticos, con lo cual, que el miedo no nos haga dejar de ir al hospital, ir a las revisiones, cribados porque el cáncer sigue estando ahí y estamos en trance de poder curar un porcentaje altísimo".