"El servicio de neumología del hospital de Salamanca no tiene lista de espera"

El jefe de neumología del Complejo Asistencial, Miguel Barrueco (Foto: De la Peña)

El jefe de neumología del Complejo Asistencial, Miguel Barrueco, explica que éste área no tiene lista de espera excepto en lo que a la Unidad del Sueño se refiere, "aquí los pacientes tienen que esperar entre un año y año y medio". Además, explica que la contaminación en Salamanca "no es demasiado preocupante", aunque si puede provocar algunos efectos en las personas.

Nos adentramos en el Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Salamanca. Allí está  el jefe de área, Miguel Barrueco, que en esta ocasión habla sobre uno de los temas de actualidad: la contaminación. A pesar de no querer crear "alarma" ya que en su opinión la polución en la capital no es "demasiado alarmante", sí que indica que puede producir algunos efectos negativos en las personas.

 

Entre ellos, destacan la irritación de los ojos, conjuntivitis, sensación de sequedad de mucosas, irritación de la piel, enfermedades respiratorias y enfermedades cardiovasculares. En las primeras, la aparición de bronquitis, empeoramiento de asma, incremento de infecciones como la neumonía y en las segundas, patologías cardiovasculares, angina, trombosis e infarto.

 

Por otra parte, ha destacado que el servicio de neumología no tiene lista de espera, aunque la unidad del sueño lleva "retrasos de un año a año y medio"; sin duda, cree que la plantilla debe comenzar a revisarse y adaptar cada parte del hospital a las necesidades de los salmantinos.

 

-¿En qué puede afectar la contaminación a los salmantinos?

-"La contaminación en Salamanca es como la contaminación en cualquier otro sitio. En Salamanca lamentablemente no tenemos una industria y por tanto la producción tampoco es importante. Es probable que debido a la sequía sea mucho mayor. Luego en las personas dependiendo de como sea puede provocar síntomas inespecíficos como irritación de los ojos, conjuntivitis, sensación de sequedad de mucosas, irritación de la piel. Luego la patología más importante es la que tiene que ver con las enfermedades respiratorias y con las enfermedades cardiovasculares. En las primeras, la aparición de bronquitis, empeoramiento de asma, incremento de infecciones como la neumonía. La patología cardiovascular sería tipo angina, trombosis e infarto".

 

-Si eres fumador y hay contaminación... ¿hay más probabilidad de sufrir una de estas enfermedades?

-"Para un fumador lo fundamental es que la contaminación en sus pulmones es del humo del cigarrillo, no pueden pensar que es por la polución es porque fuma y el tabaco es el mayor factor de agresión que existe. Otra cosa es que este tipo de pacientes cuando tienen una Epoc y se encuentran en una situación de equilibrio inestable, si se suma a la contaminación acaban con procesos de agudización".

 

-¿Qué es más peligroso: el tabaco, la bebida o la contaminación?

-"No hay una respuesta. Cada una de estas cosas es diferente. El consumo desmedido de alcohol plantea problemas hepáticos, cirrosis... pero lo que más provoca son problemas de comportamiento, mientras que en el tabaco... un fumador no se vuelve agresivo pero tiene otros riesgos para la salud. Por tanto no puede generalizarse. Finalmente la contaminación puede descompensar el estado de salud en personas más débiles como niños y ancianos".

 

 

-¿La contaminación podría producir un cáncer?

-"La exposición a contaminación ambiental intensa produce cáncer pero se necesita una exposición intenta y durante años, salvo otro tipo de contaminaciones específicas como la gente que trabaja con asbesto, no debemos crear alarma donde no la hay".

 

-¿Cómo se prepara el servicio de neumología ante posibles epidemias invernales?

-"Se prepara todo el hospital no sólo nosotros. Cuando hay determinados picos estacionales como por ejemplo la gripe en Castilla y León que suele estar entre febrero y marzo, en caso de contaminación, que la de Salamanca nunca va a llegar a ser importante como para provocar una avalancha de ingresos en el hospital, tendríamos los recursos suficientes".

 

-Como jefe de servicio, ¿tienen alguna necesidad en el área?

-"Muchas. Todos los servicios del hospital tienen necesidades. En lo que se refiere a plantilla con el tiempo se han ido reduciendo los números de plazas, por lo que es un objetivo a recuperar. No es sostenible al ritmo al que se trabaja, una reivindicación de los profesionales y la ciudadanía es la de adecuar las plantillas a las necesidades que hay".

 

-¿Cuándo tienen más afluencia de pacientes en neumología?

-"Los picos suelen incrementarse a partir de octubre y alcanzan el máximo a partir de febrero. Con la epidemia de gripe y desde el punto de vista de la hospitalización en junio, julio... ingresan menos pacientes por patología respiratoria. Si hablamos a efectos de consulta la demanda es durante todo el año, tenemos una población muy envejecida".

 

-¿Las consultas tienen retraso?

-"No. Si pides consulta hoy la semana que viene tendrías tu cita. En lo único que vamos con retraso es en la unidad del sueño que va de un año a año y medio de retraso".