El servicio de bibliobús presta más de 100.000 libros en 2010

Atención al público. La Salina cuenta con más de 80.000 documentos escritos y audiovisuales, que distribuye en los tres autobuses que recorren 182 localidades con 3.000 títulos cada uno de ellos
F. M.

Ccon un presupuesto para este año de 415.881 euros, el Centro Coordinador de Bibliotecas gestiona el servicio de bibliobuses, que lleva la cultura en forma de libros y audiovisuales a 181 municipios, dos menos que durante el año pasado.

Según el diputado provincial de Cultura, Manuel Martín, en 2010 prestaron casi 100.000 libros, más de 5.000 revistas y más de 22.500 documentos audiovisuales, “cifra ésta que supone 10 veces la que teníamos hace dos años”.

Esta tarea se consigue gracias a un equipo de 12 personas, en el que se incluyen tres bibliotecarios, tres conductores que hacen las tareas de auxiliares de biblioteca, dos técnicos para selección, adquisición, catalogación de los libros, dos ordenanzas, un auxiliar administrativo y el director del servicio.

El Servicio de Bibliotecas de la Provincia cuenta con un fondo de cerca de 80.000 documentos, de los cuales cada bibliobús transporta aproximadamente 3.000, que se renuevan conforme a las peticiones que los usuarios realizan vía correo electrónico o vía telefónica.

Para este año están previstas unas 2.300 paradas a las puertas de los centros escolares o en las principales plazas para acercar la lectura a todos los públicos, con lo que en torno a 40.000 personas entrarán en los bibliobuses a coger libros o realizar consultas.

A la vez que se moderniza el servicio, también se actualizan los usuarios, ya que casi 5.000 usuarios del bibliobús disponen del nuevo carné Rabel, el mismo que las bibliotecas de Castilla y León. Los autobuses cuentan con un ordenador conectado al sistema informático mediante teléfono móvil y en aquellas localidades donde no hay suficiente cobertura de banda ancha, ese ordenador dispone de una aplicación que puede trabajar sin conexión, actualizándose cuando finalmente pueda conectarse. Todos los documentos del fondo están accesibles a través de internet.

Desde finales de 2009 el servicio cuenta con dos bibliobuses nuevos que “han supuesto un cambio cualitativo en la calidad del servicio que podemos prestar a dos tercios de nuestros usuarios”, afirmó ayer el diputado provincial, quien recuerda que el servicio es gratuito.